Sucesos

Cigarrillo provocó el incendio del Oriental

* Bomberos descartan cortocircuito y señalan que un recipiente con diluyente explotó en una ferretería, por la chispa que dejó escapar un fumador

Ernesto García

La explosión de un tarro de diluyente habría sido la causa del voraz incendio que arrasó con doce tramos del Mercado Oriental la mañana del martes, donde dos personas resultaron quemadas y otras nueves salieron afectadas con problemas respiratorios por la inhalación del humo, informaron los cuerpos de socorro.
El subdirector de la Dirección General de Bomberos, Miguel Alemán, confirmó que el siniestro inició al explotar el recipiente con el químico, que era manipulado por el trabajador de una ferretería.
Fumador en la escena
De acuerdo con las primeras investigaciones hechas por la Policía y los bomberos, el incendio probablemente se originó por la negligencia de quienes estaban en el local de la venta de pinturas, al permitir que un ajeno al negocio fumara dentro del local cuando uno de los trabajadores mezclaba diluyente con pintura.
Aunque entre los comerciantes se corrió el rumor de que la causa del siniestro fue un cortocircuito, las autoridades dijeron que el sistema eléctrico del local y el externo fueron encontrados en buen estado.
Para controlar las llamas los bomberos tuvieron que batallar durante una hora, en medio de múltiples dificultades, entre ellas la falta de hidrantes y la dificultad para llegar hasta el lugar del incendio, por la existencia de tramos en plena vía pública.
Los apagafuego también tuvieron que lidiar con los curiosos que se aglomeraron cerca de la escena del suceso, para presenciar cómo se levantaba el fuego sobre el techo de los negocios afectados, como si estuvieran en el rodaje de una película.
Para evitar el pillaje y controlar a los curiosos en el lugar afectado, de la Iglesia El Calvario, dos cuadras al oeste y media al sur, se hizo necesaria la presencia de la brigada especial de la Policía.
El mayor del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua, Enrique Chavarría, señaló que los bomberos tuvieron que ir a buscar agua a cuatro cuadras del local que estaba siendo consumido por el fuego, ya que no había hidrantes, por lo que refirió que sería bueno que hubiesen cada 200 metros.
Ángela del Rosario Ramos, propietaria de Bar Crazy Jocker, conmocionada, relató que las llamas destruyeron todo el producto (cervezas y ron) que tenía en su negocio. Ramos fue atendida por los paramédicos, ya que sufría problemas de hipertensión.
María Elizabeth Romero, vocera de la Cruz Roja Nicaragüense, dijo que los socorristas de esa institución atendieron en el lugar del siniestro a Samantha Morales, de 16 años, por crisis convulsiva, así como a Alba Lila Gómez Gaitán, Freddy Jarquín, Francisco Reyes y a un hombre identificado como Noel Oswaldo.
Mientras, los bomberos reportaron que atendieron al policía voluntario Luis Hernández y a los comerciantes Ricardo González Bermúdez, Mario García y Alex Bermúdez, todos por inhalación de humo.