Sucesos

Sucesos departamentales


Profesor se ahogó
José María Centeno / NUEVA GUINEA -Wilmer Guzmán, de 19 años, profesor de primaria y computación de la Colonia Talolinga, ubicada a 30 kilómetros al norte de Nueva Guinea, pereció ahogado en las aguas del río Guapinol, cuando en compañía de Osmán Zeledón se daba un chapuzón en una poza. El profesor se sumergió sin calcular la profundidad, y no volvió a salir. Según su acompañante, aparentemente el profesor no sabía nadar, por lo que accidentalmente cayó en lo profundo y no pudo salir. Zeledón asegura que intentó ayudarle, pero fue en vano. Fue a las viviendas más cercanas para avisar y pedir ayuda para el profesor, y de inmediato varias personas llegaron, pero sólo lograron rescatar el cuerpo sin vida de Guzmán, por lo que no hubo más que hacer, que llevarlo a la casa donde él residía, para su vela y cristiana sepultura. La víctima era hijo de Isidoro Guzmán, un reconocido ciudadano fundador de radio en Nueva Guinea en los años 80.
Sesentón se quita la vida
José Luis González / LEÓN -Por razones aún desconocidas, el señor Sebastián de la Concepción Martínez Marín, de 62 años, oriundo de la comarca Monte Redondo, jurisdicción de León, se quitó la vida al ingerir varias pastillas para curar frijoles. Sus familiares lo trasladaron de emergencia al Hospital Escuela “Oscar Danilo Rosales”, de León, para que recibiera asistencia médica, pero los médicos aseguraron que ya era demasiado tarde, pues llegó sin vida.
Ahogado en Poneloya
José Luis González / LEÓN -El joven Léster Francisco Mejía, de 15 años, habitante del reparto “Rubén Darío”, en León, fue arrastrado por las corrientes marinas en el balneario de Poneloya, mientras participaba de una excursión, y su cuerpo salió a flote cuatro días después en el sector de la bocana. El médico forense Paulino Medina dictaminó muerte por sumersión y el cuerpo fue entregado a sus familiares. La colombiana Bernarda Ardila, de 28 años, era la responsable de la excursión, procedente del Albergue Resurrección “Jóvenes al Rescate”, ubicado en la comarca Chácara Seca, en León.
Seis lesionados en vuelco
José Luis González / LEÓN -Al efectuar un giro indebido, la camioneta Mazda, gris, doble cabina, placas LE 00525, conducida por Félix Antonio Baca Padilla, de 47 años, se volcó a la altura del kilómetro 69 de la carretera vieja León-Nagarote, en el empalme del balneario El Velero, resultando seis personas con golpes y excoriaciones en diferentes pares del cuerpo. Los afectados son los pasajeros Adela Andrea Baca Padilla, de 43 años; William Mauricio Aguilar Martínez, de 45; Manuel Epifanio Baca Umaña, de 73; Esperanza Rufina Hernández, de 72; Luis Manuel Baca, de 38; José Carlos Sánchez, de ocho, y Máximo Eusebio López, de 32 años, todos originarios de León. Las pérdidas materiales en este accidente de tránsito ascienden a 60 mil córdobas.
Fuerte atraco en gasolinera
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES -Elementos desconocidos aprovecharon muy bien un pequeño descuido de los vigilantes de la gasolinera Esso-Juigalpa y la oscuridad de la noche, para cargar con un hermoso botín de 45 mil córdobas y mil dólares en efectivo. Los delincuentes, al parecer llegaron a la estación de servicio, observaron los movimientos del personal de vigilancia, luego se trasladaron a la parte trasera de la oficina y con toda la paciencia del mundo arrancaron una lámina del techo. Los atracadores penetraron al edificio y comenzaron a buscar el dinero, que lo encontraron en la gaveta de un escritorio, y luego, sin hacer ruidos, abandonaron el lugar. Douglas Javier Romero Silva, Gerente de esa estación gasolinera, dijo a un instructor de Auxilio Judicial que todo se descubrió cuando llegó a su oficina y observó que la gaveta de su escritorio estaba forzada y los documentos contables tirados en el piso. Los peritos de inspección ocular, junto a la guardia operativa, se desplazaron al escenario del atraco para iniciar las investigaciones que les permitan dar con el paradero de los autores de este robo.
Por fin capturan a “Zapatito”
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES -Después de varios meses de seguirle los pasos al reconocido delincuente Carlos Antonio Aguirre Rodríguez, de 20 años, conocido como “Zapatito”, éste fue capturado por una patrulla policial que lo ubicó cerca del barrio “Padre Miguel”, de Juigalpa. “Zapatito” era buscado por los agentes del orden público por siete robos con intimidación y varios robos con violencia, supuestamente cometidos en los alrededores del restaurante La Quinta, barrio La Tonga y el Nuevo Amanecer, lugares donde operaba con otros jóvenes. El comisionado Alejandro Ruiz Robleto, jefe de Auxilio Judicial de la Policía de Chontales, sostuvo que Carlos Antonio y su grupo interceptaban a sus víctimas en las calles de estos sectores, y armados de cuchillos y garrotes, los intimidaban y despojaban de sus pertenencias. Afirmó el jefe policial que “Zapatito” es un delincuente muy peligroso, ya que con tal de obtener algo no le importaba lesionar a su víctima, y de acuerdo a su historial, desde que era adolescente se dedica a esta actividad. Este delincuente purgaba una condena en el Sistema Penitenciario, pero un juez de Vigilancia y Ejecución de Sentencia le otorgó el beneficio de convivencia familiar, pero 30 días después de gozar de su libertad, una vez más cae en manos de las autoridades policiales.