Sucesos

Niña grave tras increíble accidente

* Un cerdo pasó debajo de una mesa donde estaba un arma, y ésta cayó, se detonó y el proyectil alcanzó el cuello de la pequeña

Orlando Barrios

Grave es la condición médica de la pequeña Tania Edith Ocón, de 10 años, quien ingresó en horas de la mañana de ayer al Hospital “Lenín Fonseca”, luego que de manera accidental un arma de fuego cayó en el suelo de su vivienda, se detonó y la bala alcanzó su cuello.
La tragedia ocurrió a eso de las siete y diez minutos de la mañana de ayer, en la comunidad Las Mesas, de Belén, Rivas, cuando don Henry Ocón, padre de la niña, colocó su fusil calibre 12 en un mueble, poco antes de salir hacia el campo.
Terrible coincidencia
En ese instante, un cerdo pasó por debajo de la pieza de madera y rozó las patas. El movimiento provocó que el arma de fuego cayera al suelo y una vez que hizo contacto, se disparó sola. El proyectil penetró en el cuello de la menor, quien se encontraba cerca del lugar, y en el acto cayó inconsciente.
Don Henry corrió a ayudar a su hija y observó la sangre que le salía del cuello, por lo que no dudó en buscar un vehículo que la condujera al hospital de Rivas, donde fue estabilizada por los galenos de turno, pero debido a su gravedad tuvo que ser remitida al Hospital “Lenín Fonseca”, donde permanece en la Unidad de Cuidados Intermedios.
Se supo que la bala afectó la cervical y que la niña perdió la movilidad de las extremidades superiores, por lo que se cree que los daños podrían ser irreversibles.