Sucesos

Homicida de policía “teme por su vida”


Lizbeth García

“Yo le pido a Dios y a la Policía que le den permiso a la gente de defenderse de los asaltantes, porque esa gente está acostumbrada a robar, matar, y que sus crímenes queden impunes, porque después ellos tranquilamente salen a la calle a seguir matando, como el que mató a mi hermano... A saber a cuántas personas más puede matar. Le ruego a la Policía que haga lo humanamente posible para capturarlo, porque mi hermano dio su vida para defender varias”, pidió Guadalupe Sequeira García ayer, al término de la audiencia para los que mataron al policía José de los Santos Sequeira.
Por su parte, la viuda Lidia Margarita Carballo pidió justicia y la pena máxima para los dos acusados por el crimen, uno de los cuales ahora se quiere hacer la víctima.
Al penal de Granada
Y es que el reo Francisco Noel Ríos López explicó, por medio de su abogado, Juan Cuaresma González, que “temía por su seguridad personal” estando en el penal de Tipitapa, por lo que solicitó ser trasladado a “La Granja”, en Granada.
Para preservar la vida del acusado y posibles brotes de violencia en Managua, el juez Séptimo Penal de Audiencias de Managua, Abelardo Alvir, ordenó el traslado del acusado a Granada, pero le advirtió a la defensa que debe establecer las coordinaciones necesarias para garantizar que el reo esté presente en Managua el seis de diciembre, día en que se realizará el juicio donde deberá responder por el homicidio de Sequeira y por portación ilegal de armas.
El juez decidió reconfirmarle la prisión a Ríos y a Israel de Jesús Muñoz López, alias “Bolonia”, porque las pruebas que aportó la fiscal Eyra Jirón ayer, durante la audiencia inicial juicio, son suficientes para presumir que los acusados son con probabilidad los coautores del delito de robo con intimidación con resultado de muerte y portación ilegal de armas.
“El otro disparó”
Durante la audiencia inicial, los abogados defensores, Juan Cuaresma y Manuel López, trataron de obtener para los acusados el arresto domiciliar bajo el argumento de que quien debería responder por la muerte del policía es el asaltante que se dio a la fuga tras dispararle en el tórax dentro del bus de la ruta 110, a cuyos pasajeros intentaron asaltar el pasado siete de septiembre, en las inmediaciones de la parada de buses de la Plaza “Julio Martínez”.
El policía trató de frustrar el asalto, pero uno de los tres asaltantes, que aún no ha sido identificado ni capturado, le disparó. La bala le destrozó el pulmón derecho, la arteria aorta y la tráquea.
Aunque las pruebas revelan que efectivamente el autor del disparo no está detenido ni su arma fue ocupada, hay testigos y reconocimiento de personas que indican que Ríos y Muñoz eran parte de la banda de cinco asaltantes que se subió al bus el día de los hechos.
Incluso las pruebas revelan que Francisco Noel dio “a guardar” el arma con la cual intimidó al chofer del bus, Marlon Soza, en tanto que “Bolonia” estuvo muy cerca del que disparó, porque las pruebas de productos nitrados revelaron la presencia de residuos de pólvora en una de sus manos.