Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Cárcel para homicida de bar tender
Este fin de semana, la juez Sexto Penal de Audiencias, Margarita Romero, admitió la acusación que la Fiscalía presentó en contra de Jamil Noé Aguilar, de 25 años, a quien le fue decretada la prisión preventiva por el homicidio del mesero Franklin René Wheatly, de 35 años. La víctima, el pasado 31 de agosto falleció al ser navajeada en las inmediaciones del puente peatonal que está frente a Laboratorios Ramos, en Carretera Norte. La audiencia inicial está programada para el 26 de septiembre, día en que la Fiscalía deberá presentar las pruebas de cargo, pero desde ya está la testimonial de Norlan Antonio Macías, a quien el acusado le propuso robarle el reloj de la víctima, pero éste no aceptó. También está la navaja que la Policía ocupó en el dormitorio del hechor y el dictamen médico que indica que la estocada que la víctima recibió en el abdomen por resistirse al asalto, cortó las arterias mesentérica superior y aorta, provocando una hemorragia profusa, aunque estando herido de muerte, el mesero aún cruzó la calle buscando ayuda, pero cayó muerto frente a la antigua Industria Danto. Después del fallido robo del reloj, el hechor huyó y, según la Fiscalía, pensaba escapar del país, pero fue capturado este fin de semana con orden emitida el 13 de septiembre.
Juicio para el supuesto “asesino de la corbata”
Este 10 de noviembre, Oliver Iván Donaire tendrá que enfrentar juicio oral y público por el asesinato de René Zapata Pérez y amenazas de muerte en contra de Nelly Pérez Centeno, quien denunció ayer ante la juez Cuarto Penal de Audiencias, Marta Martínez, que el acusado, después del crimen, destruyó la cruz que habían colocado en el sitio donde mataron al joven y le envió un mensaje que indicaba que se la “iba a poner como corbata” a los hermanos de René Zapata Pérez. Durante la audiencia inicial, la defensa alegó que el acusado estuvo detenido ilegalmente desde el doce de septiembre, por lo que solicitó su libertad, pero la judicial no dio lugar a la solicitud porque si bien es cierto no hubo audiencia en el plazo establecido, fue por fuerza mayor, dado que en el juzgado no había energía eléctrica y luego devinieron dos feriados nacionales y el fin de semana, por lo que tuvo que hacerse ayer. Según la acusación presentada por Eveling Ávila, fiscal, a Donaire se le atribuye el hecho de haberle propinado un machetazo en la espalda cuando éste ya había recibido otros dos más en la cabeza y disparos por parte de Juan Raúl Reyes y Daniel Humberto Donaire, hechos acaecidos el año pasado, en Cuajachillo.
Una “panza” y dos violadores
El próximo primero de noviembre, un jurado de conciencia decidirá la suerte de Orlando Sánchez Orozco, alias “Chivota”, y Marloni Velásquez Cruz, quienes fueron acusados de la presunta co-autoría de violación en perjuicio de una niña de 13 años, que producto de lo ocurrido quedó embarazada, pero aún está por conocerse cuál de los dos presuntos abusadores es el padre. Para mientras los dos están en prisión por decisión de la juez Segundo Penal de Audiencias, Concepción Ugarte, quien admitió todos los medios de pruebas propuestos por el fiscal Juan Canelo ayer. Éstos indican que los hechos se dieron el 20 de marzo, cuando la víctima andaba en un paseo familiar, se introdujo dentro de un montarascal de la Playa San Diego, para orinar, pero fue sorprendida por los acusados, los que la tomaron por la fuerza, la despojaron de su short y tanga y la penetraron uno a la vez. Luego la amenazaron de muerte y la dejaron desnuda. Dos dictámenes médicos revelan que la joven era virgen al momento de la violación, y el 18 de julio, cuando el forense la valoró, tenía varias semanas de gestación.