Sucesos

Corrupción de menores o simple altruismo

* Supuesto fotógrafo alega que hay maltrato intrafamiliar y una supuesta relación con la hermana de la víctima

Ernesto García

Un tribunal de jurados que deberá integrarse el próximo 15 de noviembre, decidirá sobre la culpabilidad o no culpabilidad de Óscar Benjamín Reyes, a quien la Fiscalía le imputa la presunta autoría de los delitos de abusos deshonestos y corrupción de menores en perjuicio de una adolescente de 13 años.
Así lo determinó la jueza Segundo Penal de Audiencia, María Concepción Ugarte, quien admitió como elemento probatorio para ser presentado en juicio los testimonios y peritajes ofrecidos por la Fiscalía.
De acuerdo al escrito acusatorio presentado por la fiscal auxiliar, Amanda Mendoza Sandoval, Reyes llevó a vivir a su casa en la Colonia Unidad de Propósitos a la menor, en julio de 2005, porque supuestamente ésta sufría de maltrato en un hogar sustituto.
La niña llegó a la casa de Reyes por la relación marital que supuestamente éste tiene con su hermana. La menor aparentemente fue sometida a actos de corrupción.
Según la acusación, el hombre, de oficio fotógrafo, para en julio del año pasado comenzó a abusar de la menor de 13 años, introduciéndola en el baño de la casa donde, presuntamente, la desnudaba y posteriormente se masturbaba hasta eyacular sobre el cuerpo de ella.
En la misma acusación la representación de la Fiscalía sostiene que en noviembre del año pasado, Reyes se llevó a la niña a un lugar cercano a la costa del Lago Xolotlán, donde tres supuestos pescadores le pagaron un cantidad de dinero no determinada para manosear e igualmente masturbarse en presencia de la niña.
Óscar Benjamín Reyes, tras concluida la audiencia inicial en la que fue remitido a juicio oral y público, e igualmente se le mantuvo la prisión preventiva, dijo que delante del tribunal de jurado demostrará que es inocente de los cargos imputados en su contra.