Sucesos

Descartan mano criminal en muerte de enfermo mental


ESTELÍ
La Policía esteliana determinó que la muerte de Francisco Javier Uriarte Valdivia, de 25 años, quien apareció sin vida en el fondo de un cauce, se dio por sumersión y que en este caso no existe mano criminal.
El muchacho, que había desaparecido varios días antes de ser encontrado sin vida, padecía de problemas mentales, informó la Policía.
El cuerpo fue encontrado en un cauce ubicado entre los barrios “Camilo II” y “Oscar Turcios”, según confirmaron las autoridades policiales. De acuerdo con testigos, éste fue hallado en una poza de agua sucia que se había formado al fondo del cauce.
La médico forense, Karla Rosales, certificó que la causa de la muerte fue por sumersión.
También las autoridades policiales descartaron que haya mano criminal en la muerte del ciudadano Juan Antonio Paz Cárdenas, de 49 años, quien era pastor evangélico de la Iglesia Pentecostal Misión Internacional, en el sector de Guayucalí, Condega.
De acuerdo con lo informado oficialmente por la Policía, el pastor evangélico, que se encontraba en una vigilia en esa comunidad, al salir sufrió un paro cardiaco fulminante.
Paz Cárdenas era originario de Jalapa, Nueva Segovia, y al momento de su muerte era acompañado por su esposa y sus dos hijos.