Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Denuncia supuesto complot
La abogada Danny Chavarría sospecha que detrás de la acusación que existe contra el conductor de bus Reynaldo Antonio Rappacholi, y su ayudante José Martín López, existe un complot para dejar sin ruta y concesión de transporte a la señora María Teresa Rugama, quien ayer le pidió al juez suplente Tercero Penal de Audiencias, Marcos Suárez, que le devuelva el bus placas GR 153 que cubre la ruta Diriomo-Managua. Sin embargo, la autoridad judicial no dio lugar a la solicitud porque es una pieza de convicción dentro del juicio que por la supuesta co-autoría de abusos deshonestos se les sigue a los dos buseros. La abogada precisó que tras hacer una investigación de campo, descubrió que el supuesto testigo clave de la Fiscalía no pudo haber visto lo que supuestamente ocurrió dentro del bus el cuatro de septiembre, cuando el vehículo estaba parqueado en el Mercado Israel Lewites, porque su tramo está en otra calle y existe una gran muralla. En cambio, a los tres testigos presenciales propuestos por la defensa, que tienen sus tramos frente al parqueo del bus, la Policía no les quiso tomar la declaración, agregó la defensa, quien destacó el hecho de que la calle es muy transitada y su defendido, Rappacholi Rugama, estaba en otro lado al momento en que supuestamente una niña de 13 años fue encerrada en el bus, donde según la Fiscalía, fue sometida a frotamientos en sus partes íntimas por parte de los señalados, quienes usaron sus órganos viriles para hacerlo. Luego le habrían pagado cien córdobas. El dictamen confirma que la menor tenía los labios mayores, menores y el clítoris edematizados y enrojecidos. También tenía lacerada la fosa navicular, pero sigue siendo virgen. El juez admitió todas las pruebas propuestas por la Fiscalía, les confirmó la prisión y programó el juicio para el 16 de noviembre.
A juicio por hurto millonario
El juez Séptimo Penal de Audiencias, Abelardo Alvir, se declaró incompetente para juzgar a Ángel Alfonso Martínez, quien es menor de edad y fue remitido a los juzgados especiales para menores. Él estaba acusado de hurto con abuso de confianza de materiales por el orden de los 500 mil 134 córdobas. La empresa afectada es “Arcos Importaciones y Exportaciones”. Durante la audiencia inicial-preliminar, el juez decidió decretar medidas alternas a la prisión para tres jóvenes más, a quienes los conminaron a pagar una caución de 20 mil córdobas, a no salir de Nicaragua, presentarse al juzgado tres veces por semana y someterse a la vigilancia de un custodio. El juicio será el cinco de diciembre.
No hubo quórum para
juzgar a policías
El juicio que este miércoles se celebraría en el Juzgado Séptimo Penal de Juicio para decidir la suerte de cuatro policías de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE) de la Policía Nacional fue aplazado, porque no llegaron suficientes candidatos a jurados para escoger a los seis que conformarían el tribunal, informó el abogado Oscar Martínez Zelaya, defensor del policía Jefrey Antonio Aguirre, quien junto a sus compañeros tiene pendiente proceso por la supuesta co-autoría del delito de robo con intimidación de 300 córdobas que pertenecían a Oscar Antonio Fonseca, hecho acaecido en el barrio Riguero el 15 de junio.