Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Huyó antes de oír su condena
Santos Ángel Santana, de 44 años, huyó antes de que la juez Segundo Penal de Juicio, Adela Cardoza, le notificara los seis años de prisión que le impuso por la autoría del delito de hurto con abuso de confianza en perjuicio de María Elsa Lacayo, de 57 años, quien contrató a la acusada como empleada doméstica, pero el siete de julio de 2005, aprovechando que la señora de la casa se estaba bañando, se fue al closet y tomó una joyera verde, la que contenía 50 mil dólares en joyas. Luego Santana se fue a León, donde el ocho y el nueve de julio de ese mismo año vendió en dos tantos las joyas de su patrona en la Joyería Salazar por 12 mil córdobas. Todo esto ocurrió en la comarca Santo Domingo. Durante el juicio la acusada permaneció bajo medidas alternas a la prisión, pero el último día del proceso, cuando el jurado dio su veredicto de culpabilidad, la señalada no llegó al juzgado, por lo que ahora tiene una orden de captura en su contra.
Ordenan captura de falso policía
El juez Séptimo Local Penal, Tomás Cortés, declaró en rebeldía al profesor Mario José Molina, de 36 años, quien no se volvió a presentar a firmar ficha de control de procesado. Él estaba bajo arresto domiciliar, y para mientras llegaba el día del juicio oral debía presentarse todos los lunes al juzgado donde tiene pendiente una causa por la supuesta autoría del delito de estafa, ya que haciéndose pasar como capitán y teniente de la Policía de Tránsito logró que cinco ciudadanos, en tan sólo diez días, le entregaran 3,450 córdobas para realizar gestiones de cambio de placas y compra de un arma en uno de los casos.
Casa por cárcel para robacables
La Juez Tercero Penal de Audiencias, Henryette Casco, admitió la acusación que el Ministerio Público presentó en contra de Pedro José Castellón, Delvin Rodolfo Pichardo, Miguel Ernesto Ballesteros, Yáder Antonio Pulido y Carlos Ernesto Villalobos, señalados de la supuesta autoría del robo con fuerza de 110 metros de cable del tendido telefónico valorados en 69 mil 600 córdobas. Todos quedaron bajo arresto domiciliar, pero tendrán que comparecer este 13 de septiembre para la audiencia inicial. Ésta es la segunda acusación contra los supuestos robacables que Enitel interpone en los últimos días. Este fin de semana también acusaron a Juan José Larios por robo con fuerza y daños en la red telefónica.