Sucesos

Niño violado por enfermo mental

* Caso probablemente quedará en la impunidad, mientras más dementes pululan por las calles de nuestras ciudades

Leoncio Vanegas

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Un menor de ocho años fue violado por un enfermo mental del barrio del 26 de Septiembre, denunció ante la Policía un hermano de la víctima, residente en el barrio Cristo del Rosario, al sur de esta ciudad.
El denunciante dijo que le avisaron que su hermanito estaba internado en el Hospital “Alfonso Moncada Guillén”, y al llegar aquí se enteró de que había sido abusado sexualmente por un “loco” que sólo es conocido como Yéner.
El hecho ocurrió a eso de las siete de la noche del último domingo, cuando el chavalo iba a dejar la cena a su papá, quien labora como vigilante de una empresa en el centro de la ciudad.
El menor señaló a Yéner como el autor del abuso, y refirió a los investigadores policiales que primero se le acercó y le ofreció un córdoba para que se dejara abusar.
Según una fuente policial, el niño corrió para huir del loco, pero éste le dio alcance y usando la fuerza consumó la violación.
Niño ha sido víctima de más abusos
Por su parte, el subcomisionado Ricardo Jiménez, jefe departamental de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), dijo que el médico forense Jorge Calderón confirmó --en su dictamen-- que el menor presentaba desgarro anal y su nerviosismo dejaba entrever daños psicológicos.
También se supo que el niño, un año antes, había sufrido otro abuso sexual, lo que también será investigado por la Policía, porque no ha existido denuncia.
El supuesto demente también fue examinado por el forense, quien encontró que tiene deficiencias mentales por un síndrome que denominó “sicosis exótica”. Yéner, de unos 24 años, al hablar no coordina las ideas y tartamudea.
“No podemos hacer nada con un loco, porque este tipo de personas están exentas de responsabilidad penal, aunque para eso se necesita primero de una valoración siquiátrica, lo que vamos hacer con Yéner”, indicó el alto jefe policial en referencia al paso legal que darán con él.
Ya no se aguantan los locos
Añadió que el victimario, por su especial condición, estará resguardado en una celda policial para mientras se le realiza la valoración siquiátrica, “pero es un problema difícil de manejar, porque tampoco lo podemos tener todo el tiempo aquí”, apuntó.
Jiménez pidió a los familiares de estos enfermos contribuir en su atención, porque pueden sufrir responsabilidades por los daños que ocasionan. “Tampoco es una responsabilidad exclusiva de la Policía atenderlos y responder por lo que hacen”, anotó.
El caso de los locos que son una amenaza en la vía pública será tocado por la Comisión Interinstitucional, integrada por el Poder Judicial, el forense, y la Policía. “También estamos en pláticas con las demás delegaciones policiales de Estelí y Madriz para ver qué hacemos con estas personas, porque es un problema nacional y de salud pública”, señaló.
Agregó que corresponde el caso a otras instituciones estatales como el Ministerio de la Familia (MiFamilia) y al Ministerio de Salud (Minsa).
Dijo que en esta ciudad hay desde profanadores de tumba, como es el caso del adolescente que abrió varios sepulcros del cementerio de la ciudad, hasta quiebra vidrios, roba de todo, entre otros. Yéner también había sido denunciado en varias ocasiones por romper los cristales de carros y negocios.