Sucesos

Fratricidio en la vía pública

* Hombre propinó “trancazo” a su hermano ebrio después que éste amenazara a pequeño sobrino

Orlando Barrios

Un “trancazo” y quedó reeditado el pasaje bíblico de Caín y Abel. En horas del mediodía de ayer, Adán Alberto Sánchez Artola recibió el golpe fatal en el abdomen a manos de su hermano, aparentemente con la pata de una mesa de madera.
Según el personaje conocido como “Clodomiro El Ñajo”, el ahora difunto, Adán Alberto, de 28 años, llegó bajo los efectos del licor al negocio de frutas que su mamá tiene en las cercanías donde funcionó la Ferretería “Reynaldo Hernández”.
El victimario, Marvin Sánchez Artola, de 34 años, almorzaba junto a su hijita, a quien minutos antes había ido a traer al colegio.
“Él --Marvin-- estaba sentado cuando Adán, que se había acomodado en la acera, comenzó a molestar”, recordó el famoso personaje.
Pese a que Marvin le suplicó a su hermano que se controlara, Adán hizo caso omiso y tomó una botella de gaseosa, con la que amenazó a un sobrinito, hijo de una hermana.
Esa actitud irritó a Marvin, quien se armó con el trozo de madera y le dio un golpe en el estómago a Adán. Éste quedó tendido boca arriba, sobre la acera peatonal.
Maritza, hermana de los protagonistas de este fratricidio y madre del niño que fue amenazado por Adán, no creía lo que veía y nerviosa comenzó a pedir ayuda a los transeúntes que pasaban por el sector, quienes de inmediato llamaron a la Cruz Roja Nicaragüense y a la Policía Nacional. Mientras que Marvin se dio a la fuga.
Por su parte, Juan Urbina, paramédico de la Cruz Roja Nicaragüense, quien asistió a Adán media hora después de los hechos, determinó que éste no tenía signos vitales.
Momentos más tarde Marvin retornó al negocio de venta de frutas, donde Maritza le dijo: “¡Mirá lo que hiciste, te rogué que no le pegaras, pero no me hiciste caso. Ahora está muerto”, le reprochó su abatida hermana. En ese momento el sospechoso fue conducido por agentes policiales a una móvil de Tránsito y aun así no dudó en agredir al fotógrafo de un diario local.
La guardia operativa del Distrito Cuatro se movilizó al lugar para iniciar las pesquisas y llamó a la unidad del Instituto de Medicina Legal para que trasladara el cuerpo de Adán, para realizarle la autopsia y determinar qué provocó su deceso.