Sucesos

Mueren dos atropellados


María Mercedes Urroz

El pequeño Bernardo Antonio Méndez, de ocho años, originario de Paiwas, falleció cuando lo trasladaban hacia el Centro de Salud de Matigüás.
El niño iba a realizar unas compras, pero lamentablemente fue impactado por el conductor de la camioneta Toyota blanca, placas 148-843, conducida por Nary Seferino Enríquez.
Todo hace suponer que Enríquez conducía a exceso de velocidad, por lo que le fue imposible esquivar al infante.
Los testigos manifestaron a los agentes de la Policía que el conductor pretendía darse a la fuga, pero los vecinos y familiares del niño se lo impidieron.
El niño presentaba un trauma craneoencefálico, y aunque fue auxiliado por el conductor de un vehículo particular, no logró sobrevivir.
Por otro lado, un joven identificado como Carlos José Pavón, de 23 años, murió la tarde de ayer en la Sala de Cuidados Intermedios del Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.
El muchacho fue remitido del Hospital “Roberto Calderón”, donde ingresó el pasado 26 de agosto con un trauma craneal.
Ese día la víctima fue encontrada por miembros de la Cruz Roja Nicaragüense en el kilómetro 11 de la Carretera a Masaya.
Cabe señalar que desde que ingresó al hospital ningún familiar se hizo presente, por lo que las autoridades no están seguras si la identificación que le encontraron entre las ropas sea de él, por lo que solicitaron a la población llegar a identificar el cadáver a la morgue del “Lenín Fonseca”.