Sucesos

Cuerpo momificado “apunta” a una pasada de cuentas

* Infortunado tenía unos 15 a 22 días de muerto y presentaba tres impactos de bala * Junto a él estaban los restos de una res, y se presume que haya sido un abigeo sorprendido por alguien

Máximo Rugama

SAN NICOLÁS, ESTELÍ
El hallazgo de un cuerpo momificado y semi devorado por aves de rapiña abrió una investigación policial para determinar quién le dio muerte de tres impactos de arma corta.
El cadáver fue encontrado en el sector conocido como Peña Blanca, ubicado a siete kilómetros al sureste del municipio esteliano de San Nicolás, en la finca propiedad de Aureliano Orozco Lanuza.
La momificación del cuerpo obedece a que, según las autoridades policiales y el médico forense, al ser encontrado ya tenía de 15 a 22 días de haber fallecido.
Al cadáver se le notaban tres orificios de bala en la piel, los cuales tenía en la parte izquierda del tórax y en la región superior del abdomen.
Junto a osamenta de semoviente
En el lugar también encontraron una osamenta de un semoviente, aparentemente novillo, que fue reconocido por el dueño de la finca.
En el momento de la muerte el infortunado vestía una camisa azul, un pantalón de lona azul, botas militares, faja café y tenía según el teniente Abel Herrera, portavoz de la Policía de Estelí, entre 48 y 50 años de edad.
Cercano al sitio, la Policía encontró un mecate de 18 metros de largo, un saco Macén rojo, una chaqueta negra con rayas blancas y dos bolsas grandes de plástico.
Aparentemente el difunto no tenía piezas dentales y por eso las autoridades calculan que el fallecido tenía entre 48 y 50 años.
Hasta ahora la Policía desconoce la identidad del fallecido, así como los autores de los disparos.
Algunas personas que conocieron del hallazgo suponen que el hoy fallecido pudo ser un abigeo que llevaba robado al novillo, por lo cual alguien mató tanto al ladrón como al animal y luego huyó.
Los vecinos del lugar especularon que se trata de una persona conocida como Francisco Gámez o Gómez, quien supuestamente pertenecía a una banda de ladrones, aunque la Policía no emitió versión alguna al respecto.