Sucesos

Localizan en Rivas a tico secuestrado en La Cruz


Lesber Quintero

RIVAS -Un costarricense que fue secuestrado en su país por presuntos narcotraficantes, el pasado 13 de agosto, quienes luego lo trasladaron a Nicaragua, fue localizado y retenido por la Policía de la ciudad de Rivas cuando transitaba, después de ser liberado, en el barrio Villa Offenbach.
Según el subcomisionado Emigdio Reyes, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de esta ciudad sureña, el tico responde al nombre de Mariano José Peña Ampié, de 30 años.
De acuerdo a información del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica, Peña Ampié fue secuestrado en La Cruz por cinco sujetos que lo trasladaron a la frontera con Nicaragua a bordo de un taxi rojo. No se sabe cómo el grupo cruzó la frontera, pero tras llegar a Sapoá los secuestradores utilizaron otro taxi rojo para trasladar a Peña hasta la ciudad de Rivas, de donde lo llevaron a Managua a bordo de una camioneta Toyota Four Runner, gris oscuro.
El jefe de la DAJ de Rivas aseguró que Peña Ampié permaneció secuestrado ocho días. “En ese período lo tuvieron en Carazo, Managua; y lo torturaron. Lo tuvieron tres días sin comer y lo agredieron físicamente, porque él mismo nos lo contó, y como prueba están las excoriaciones, moretones e inflamaciones que hay en su cuerpo”, explicó Reyes.
A la vez detalló que en un inicio se pensó que al tico lo habían secuestrado para exigir dinero a cambio de su libertad, pero el subcomisionado Reyes expresó que todo hace indicar que se trata de un problema de drogas, ya que el mismo Peña Ampié narró que lo habían plagiado porque le reclamaron ocho kilos de cocaína que supuestamente no había entregado.
El hombre sorpresivamente fue dejado en libertad el lunes en Managua, y según las investigaciones, los secuestradores lo subieron en un taxi que lo trasladó a Rivas. De acuerdo a Reyes, Peña Ampié posiblemente quedó en libertad tras un posible acuerdo que hizo con sus raptores
Reyes manifestó que la OIJ de Costa Rica tuvo conocimiento del secuestro por medio de José Vicente Peña, padre del secuestrado, quien dijo que el 17 de agosto un desconocido llegó a su casa y le pasó una llamada telefónica en un celular, en la que su hijo le comunicaba que lo tenían secuestrado y que los plagiadores querían dinero a cambio de su libertad.
A raíz de dicha denuncia, la OIJ logró capturar al nicaragüense Juan Vicente Hernández, a quien señalan de haber llegado a la casa del papá de Peña Ampié a pasarle la llamada telefónica con el plagiado, y se le identifica como uno de los cinco que participó en el secuestro. El subcomisionado Reyes relató a EL NUEVO DIARIO que la OIJ lleva el caso por secuestro, y que trabaja en conjunto con las autoridades nicaragüenses para reunir evidencias que faciliten la identificación, ubicación y detención de los otros cuatro implicados, quienes aparentemente pertenecen a una banda de narcotraficantes que opera en Costa Rica y Nicaragua.