Sucesos

Acto suicida en la Carretera Norte


Orlando Barrios

Orlando Barrios

Como un acto suicida fue calificado por la mayoría de los testigos el hecho de que un hombre, con aspecto de ser un bebedor consuetudinario, se lanzara entre las llantas traseras de una rastra que iniciaba su marcha, ante el cambio de luz del semáforo situado en la entrada a la empresa Parmalat, en la Carretera Norte.
Diorlis Anselmo García Altamirano, de 29 años, era habitante del barrio La Primavera, y a la hora de la tragedia lucía una camiseta verde, pantalón negro, zapatos con la suela despegada. Su cuerpo quedó tendido boca abajo, con parte de la masa encefálica esparcida en el pavimento.
Se conoció que la víctima solía a diario ir a almorzar a casa de su mamá, situada en Monseñor Lezcano, pero no se sabe con exactitud qué hacía en la entrada del barrio Santa Clara, donde ocurrió el hecho. El infortunado estaba en la lista de desempleo y deja en la orfandad a dos niños.
Tomás Canisio Molina Salmerón, de 23 años, conductor del cabezal Internacional, placa M 057-487, con rastra placa 622989, relató que se desplazaba de este a oeste, y era el primero en la fila de vehículos que esperaban el cambio de luz, cuando el semáforo se puso en verde y “metió cambio”. El cabezal pasó, pero en fracciones de segundo sintió un “bamboleo” en la rastra.
“Vi en el espejo retrovisor y noté que estaba un obstáculo. Detuve el cabezal y vi que el hombre estaba muerto”, indicó el conductor del pesado vehículo.
Molina Salmerón tiene un mes de laborar y se encarga de dejar los furgones vacíos en la Zona Franca.
El incidente ocurrió a las once y diez minutos de la mañana de ayer, y según Deyanira Mendoza Galeano, un ama de casa que se encontraba en la esquina cercana a la gasolinera, pudo ver al hombre que iba en medio de la vía, de norte a sur, y de pronto se lanzó a las ruedas traseras de la rastra.
“Cerré mis ojos y me quedé paralizada del miedo”, agregó la testigo.
Pablo Rocha Correa, despachador de combustible, también presenció el lamentable accidente y aseguró que el conductor iba bien en su carril derecho, cuando el hombre inexplicablemente se lanzó bajo la rastra. Agentes de Tránsito expresaron que la causa fue imprudencia peatonal, pero de todas manera trasladaron al conductor hacia las oficinas del Distrito Cuatro, mientras culminan las investigaciones.