Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

¿Por qué no capturaron al desconocido?
La Fiscalía acusó en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias de Managua a Ramón Alexis Silva, de 47 años, por la supuesta autoría del delito de tráfico de estupefacientes, el que habría cometido el ocho de agosto, al comercializar con un desconocido sustancias alucinógenas en su casa, ubicada en el barrio Ducualí, sitio al que se presentaron varios agentes antidrogas para hacer una verificación operativa que les permitió descubrir 319 gramos de cocaína y 13.9 de marihuana. Según la acusación, la droga estaba escondida en diferentes partes: en la bolsa derecha del pantalón le encontraron seis bolsitas con 2.7 gramos de cocaína. En la mesa del fondo también hallaron un paquete con más droga. En la pared del costado sur del cuarto del fondo, supuestamente, había un bolsito de tela con más droga fraccionada y lista para la venta. Igualmente, la Policía incautó 1,520 córdobas, 20 dólares, una caja y cuatro hojas de afeitar, una cuchara, un sobre blanco y un vehículo placas 177-010, con el que supuestamente el acusado distribuía la droga. La acusación no explica por qué no se capturó al desconocido que estaba con Silva a la hora del hecho. Como la ley es clara al decir que cuando se trata de delitos de tráfico de drogas no cabe otra medida, la Fiscalía pidió prisión para el imputado.
45 días de cárcel para violento “pedigüeño”
Cuarenta y cinco días de cárcel le esperan a Aarón Antonio Vergara Ponce, de 23 años, antes de que un jurado de conciencia decida su suerte este 25 de septiembre. El acusado en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias por la supuesta autoría de robo con intimidación y lesiones en perjuicio de Guillermo Antonio Varela, de 22 años, a quien supuestamente el imputado le pidió un córdoba el primero de agosto, en una calle del barrio Quinta Nina, pero como el aludido se lo negó, el victimario supuestamente sacó un machete que llevaba entre sus partes íntimas y le habría dicho: “Ahora sí me vas a dar todo lo que andás”. Presuntamente la víctima fue despojada de un reloj valorado en 900 córdobas y una cadena de oro. Como Varela aparentemente forcejeó con el imputado, éste le propinó un machetazo en el rostro, otro en la pierna izquierda, y le semi-amputó el segundo dedo de la mano izquierda.
Implican a otro en caso de supuesto traficante colombiano
La defensa del colombiano Oswaldo Soler Rivera, de 48 años, Pedro Alonso Sánchez, dijo que demostrará que su cliente nada tiene que ver con los hechos por los que fue acusado el jueves, cuando la Fiscalía lo acusó por almacenamiento de 896.04 gramos de marihuana, delito por el que quedó en prisión a la espera de la audiencia inicial programada para el 17 de agosto. La defensa indicó que demostrará que el recibo número 12311 por el alquiler del cuarto 36 del hotelito “Kelly”, ubicado en Managua, no está a nombre de su defendido, sino de Eric Lambert. Explicó que su cliente estaba alojado en el cuarto 37. Igualmente la defensa indicó que la acusación no es clara en decir quién fue la persona que llamó por teléfono a la Policía para denunciar el delito. Según el Ministerio Público, fue una llamada anónima. Cabe mencionar que durante la audiencia preliminar del juicio realizada en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias, el acusado se identificó como un médico naturista originario de Cali, Colombia. Se desconoce qué andaba haciendo en Nicaragua.