Sucesos

Veinte años de presidio para “mulero” internacional


Lizbeth García

La Fiscalía apeló de la sentencia que el juez Cuarto Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, emitió días atrás, condenando a 20 años de presidio y al pago de una multa de dos millones de córdobas al costarricense Claudio Garro Cambronero, por tráfico internacional de 17 mil 713.3 gramos de cocaína, sustancia que fue importada de Costa Rica a Nicaragua.
El Ministerio Público apeló porque considera que había suficientes elementos para que el juez Solís también condenara a Abel Jonathan Ponce Mendieta, de 28 años, y a Mayra Martínez Cabezas, de 57 años, quienes fueron declarados no culpables en juicio oral y público.
La Fiscalía señaló que hay testigos que ubicaron en el lugar (parqueo de Transnica) y hora de los hechos (cinco de mayo de 2006) a Ponce y a Martínez, quien además en el momento de su detención cargaba una buena cantidad de dólares (5598) y córdobas (1220).
Según la acusación, ella le entregó a Garro una bolsa con 40 mil 135 dólares como pago del transporte.
Sin embargo, al hacer uso al derecho de su última palabra, doña Mayra explicó que como el tráfico estaba muy congestionado en la Rotonda de Metrocentro, se desviaron rumbo a Transnica, ubicada cerca de la Dirección General de Ingresos.
Sobre el dinero, la acusada explicó que lo llevaba para entregárselo a un médico de un hospital capitalino. Ponce dijo que ciertamente ayudó a Garro a cargar la caja y el bolso donde estaba escondida la droga, pero él no se daba cuenta del contenido.
El juez por su parte explicó que si declaró no culpables a Ponce y Martínez fue porque los testigos fueron contradictorios en sus dichos, porque uno expresó que sólo Martínez descendió de su vehículo para ir a platicar con Garro a la hora que éste arribó al parqueo de Transnica, mientras que el otro señaló que fueron tres los que descendieron para conversar con el tico.