Sucesos

Liberan a homicida


Lizbeth García

La juez Octavo Penal de Audiencias, Karla García, admitió la acusación que la Fiscalía interpuso en contra de Carlos Adolfo Osorio, de 29 años, acusado por supuestamente matar a su vecino Reinaldo Antonio Mendoza, por un refresco en el bar “Chinto” este 10 de agosto.
Como el acusado se entregó voluntariamente a la Policía, la autoridad judicial decidió decretarle el arresto domiciliar, pero el señalado tendrá que comparecer este 21 de agosto al juzgado para la audiencia inicial del juicio.
Al finalizar la audiencia preliminar del juicio, celebrada el sábado, Rosario del Carmen López Ortiz denunció amenazas en su contra y comentó que su hijo es inocente, lo que la llevó a entregarlo a la Policía.
Comentó que supuestamente Mendoza siempre molestaba a su hijo, por lo que el día de los hechos discutieron por el refresco que la víctima le arrebató.