Sucesos

Sepultan a Hamyn Gurdián hijo

* No hubo autopsia y Policía cierra el caso

El sepelio del joven Hamyn Gurdián, hijo del comisionado mayor Hamyn Gurdián, jefe de la Dirección de Prevención de Delitos Juveniles de la Policía Nacional, se realizó ayer a las cuatro de la tarde en el cementerio Sierras de Paz.
Se conoció extraoficialmente que la familia doliente no quiso que el fallecido fuese sometido a autopsia en el Instituto de Medicina Legal, por lo que el estado en que conducía el joven nunca se sabrá.
El joven murió el sábado por la tarde, al tratar de esquivar a un vendedor de helados, lo que lo hizo perder el control de la camioneta blanca que conducía, aparentemente a exceso de velocidad, y se estrelló contra un poste de energía eléctrica en el sector de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.
Agentes de la Segunda Delegación de Policía manifestaron que se determinó que la causa del accidente fue el exceso de velocidad, por lo que dieron por cerrado el caso.
Por otro lado, la Policía de la Estación Cuatro identificó al conductor que la noche del sábado atropelló mortalmente a Mariana de los Ángeles Solís Solís, de 70 años. El hechor se llama Carlos Eduardo Sevilla.
El día de los hechos la longeva caminaba de norte a sur en el sector del Parque Bartolomé dos cuadras al oeste, cuando fue impactada y arrastrada por más de 15 metros hasta quedar cerca de la cuneta, ya sin vida.
El hechor conducía un taxi Nissan, placas T 12-806, de la Cooperativa 8 de Octubre, el cual dejó abandonado en el sector de El Novillo en el populoso Mercado Oriental, cuando un agente que presenció el accidente le dio persecución.
El carro es de doña Concepción del Socorro Orozco, quien identificó a su cadete, el que aún no se ha entregado a la Policía.