Sucesos

Sucesos Insólitos


US$ 2.000 por un pene cortado
En Letonia, un hombre se amputó el pene durante una apuesta y luego los médicos le reimplantaron su miembro, siendo la primera operación de este tipo que se realiza en el país. La escena sucedió en un bar cuando uno de los parroquianos, totalmente ebrio, apostó mil lats (cerca de dos mil dólares) a que flagelaría su propia virilidad. Luego, arribó al Hospital Gailezers de la ciudad de Riga, capital letona, con una fuerte hemorragia y su pene envuelto en una bolsa plástica. Según el microcirujano Aivars Tihonovs, atendieron “varios casos con traumas de pene, pero es la primera vez que llega un paciente con éste amputado completamente”. Tanto él como sus colegas advierten que habrá que esperar un año para estar seguros de que el miembro reimplantado funciona adecuadamente.
Descubren metrosexuales prehistóricos
Un grupo de científicos que estudiaba cadáveres prehistóricos encontrados en Irlanda descubrió evidencias de coquetería masculina. Uno de los cuerpos, hallado cerca de Dublín, presentaba un peinado estilo “mohawk” logrado gracias una sustancia gelatinosa, obtenida a partir de una planta oleaginosa y resina importada del sur de Francia o España. El otro cadáver poseía sus uñas cuidadosamente arregladas, como si las hubiera tratado un manicura. Todo esto sugiere que los cuidados de belleza no son categorías sociales actuales, ya que estos dos hombres vivieron en la Edad de Hierro. Rolly Read, conservador del Museo Nacional de Dublín, concluyó en que “no importa si se diferenciaron en tiempo, cultura, hábitos alimenticios o formas de vida: la gente es gente”.
De primer ministro de Malasia a panadero
El ex primer ministro de Malasia, Mahatir Mohammed, se cansó de la política y abrió un nuevo negocio: una panadería. Mohammed, de 80 años, es el gerente general y posee la mayoría accionaria de la panadería “The Loaf”, ubicada en la ciudad de Langkawi. En este local es posible adquirir diversos tipos de panes y pasteles.
El ex funcionario asegura: “Siempre impulsé a la gente a introducirse en el negocio con extranjeros. Ahora, quiero tender mi mano a ambos, haciendo pan y compartiendo riesgos con los japoneses”.
Silla atrapa los genitales de un bañista
Un croata se llevó una sorpresa desagradable cuando intentó levantarse del asiento y encontró sus testículos enganchados en ella. Mario Visnjic se había bañado desnudo en la playa de Valalta, ubicada al oeste de Croacia. Sus genitales se habían contraído debido a las bajas temperaturas y se habían metido entre los listones de madera de la silla. Pero luego, al tomar sol se expandieron hasta obtener su tamaño normal y quedaron del lado de abajo de las tiras de madera. Finalmente, llamó al servicio de mantenimiento de la playa desde su celular y le enviaron a un empleado para que cortara la silla a la mitad.