Sucesos

Mata por un refresco

* Cantina fue escenario donde un matarife ebrio dio muerte a su vecino

Orlando Barrios

Reinaldo Antonio Mendoza, de 35 años, perdió la vida en horas de la noche del jueves, a manos de su vecino, de oficio matarife, Carlos José Osorio López, alias “El Mudo”, quien le asestó una cuchillada bajo la tetilla derecha, que le perforó el hígado.
Según doña Graciela del Carmen Medal Mendoza, ahora viuda, el homicidio ocurrió faltando un cuarto de hora para las seis de la tarde, en el bar “Chinto”, que se sitúa de la Predemo del barrio Santa Ana, media cuadra al oeste, dos cuadras al norte, 20 varas al oeste, lugar donde su marido llegó a tomarse unos tragos de ron.
“Me dijeron que mi marido ya se venía a la casa, pero pidió un vaso de refresco y en eso se le acercó Carlos José, quien comenzó a discutir con él, supuestamente por el refresco. Como también estaba borracho, ‘El Mudo’ sacó un cuchillo de matarife y se lo ensartó a mi marido”, recordó acongojada la viuda.
Reinaldo Antonio cayó desplomado en el suelo y algunos de los pobladores, con la ayuda de sus familiares, lo trasladaron al Hospital “Lenín Fonseca”, en un vehículo particular, mientras el carnicero se dio a la fuga.
Homicida se entregó
“Al llegar al hospital un doctor me habló claro. ‘Mire señora, vamos a hacer lo que esté a nuestro alcance, pero no le damos esperanza de vida, porque la herida es mortal’”, recordó angustiada Graciela.
Así fue. Pasadas un poco las ocho de la noche, el galeno de turno del centro asistencial confirmó el deceso de Reinaldo Antonio, quien dejó en la orfandad a seis hijos, de los cuales cuatro son menores de edad.
La viuda comentó que tenía 21 años de convivir con su esposo y que él laboraba en albañilería. “Hijo, vos sabés cómo está la situación, y él trabajaba por temporada”, indicó la denunciante.
“La mamá del matón vino a decirnos que iba a entregar a su hijo, porque comprendía por el dolor que estaba pasando, pero sentí que me lo decía en advertencia, pues mencionó que tenía a sus hijos”, expresó la viuda.
Por su parte, la suboficial mayor Hellen Serrano, de Información y Análisis del Distrito Dos, confirmó que el hecho ocurrió a las cinco y 45 minutos de la tarde del jueves y que pereció en el Hospital “Lenín Fonseca”.
Carlos José se entregó en horas de la mañana de ayer a las autoridades policiales, quienes lo remitirán al Ministerio Público para que sea acusado por homicidio.