Sucesos

Madre de niña muerta exonera a conductor

* “Con acusarlo no voy a reponer a mi hija”, lamenta

Róger Olivas

CORINTO, CHINANDEGA -Una niña de 13 años perdió la vida a las 11 y 25 minutos de la mañana del miércoles al ser arrollada por un camión cisterna que trasladaba por las calles de Corinto una carga de 2 mil galones de combustible, propiedad de Petronic.
La víctima fue identificada como Scarlet Corea Martínez, por cuya muerte deberá responder el conductor del camión, Tomás Alberto Miranda Guerrero, de 48 años.
El percance ocurrió cuando la adolescente circulaba de sur a norte, a bordo de una bicicleta montañera, desde el barrio La Playita, cuando fue impactada brutalmente por el conductor del camión cisterna Mercedes Benz, placas BO-1041, el cual la catapultó al lado izquierdo del pavimento, frente a un centro comercial ubicado en el barrio Apatlán, de este puerto.
La víctima resultó con severos golpes en el rostro, tras ser impactada por la escalera derecha del camión, cuyo chofer no tomó la precaución con su retrovisor derecho y aventajó irresponsablemente a la estudiante corinteña cuando entraba a su vía.
Impactado por la triste escena, el señor Roberto José Rocha, quien se gana la vida vendiendo helados en las calles corinteñas, relató que socorrió a Scarlet y la trasladó al Hospital “José Schendell”, de este puerto, pero lamentablemente la jovencita, segundos después, rindió su alma al Creador.
Tras revisar minuciosamente el cadáver, el forense de Chinandega, Róger Pereira Umaña, aseguró que la estudiante de primer año del colegio “Azarías H. Pallais”, falleció debido a trauma de cráneo cerrado de tórax.
Por su lado, Margarita Martínez Gómez, madre de la difunta, afirmó que no denunciará al chofer porque una condena contra él no le devolverá la vida de su amada hija, por lo que en breve Tomás Alberto Miranda Guerrero podría recuperar su libertad, pues la Policía lo retuvo momentáneamente para las investigaciones de rigor.