Sucesos

En libertad acusados por homicidio


Francisco Mendoza

MATAGALPA
Por falta de elementos probatorios que no fueron presentados en tiempo y forma, los supuestos asesinos del miembro de la Policía Nacional Harold Morales Ochoa fueron puestos en libertad, aseguró el abogado defensor de los acusados, doctor William Castellón Castro.
José Napoleón, Norlin y Léster López Arróliga son los sospechosos del crimen del agente del orden público, hecho que se registró el seis de diciembre del año pasado en el municipio de Paiwas, cuando el ahora occiso trataba de poner el orden en una fiesta de la familia de los supuestos autores del crimen.
El doctor Castellón Castro aseguró que la Fiscalía había acusado a sus defendidos por los delitos de asesinato, tenencia ilegal de armas, exposición de personas al peligro, atentar en contra de la autoridad y sus agentes y tentativa de homicidio en perjuicio del policía voluntario José Luis Molina Espinoza, acusaciones que no pudo probar en su momento, señaló.
El defensor de los hermanos López aseguró que la Policía trató de ocultar pruebas recabadas durante la investigación, las que al final fueron a favor de su cliente, entre ellas señalar que el día de los hechos el agente andaba en completo estado de ebriedad y que al final fue él quien provocó el desorden al disparar contra sus defendidos sin motivo alguno, por lo que éstos se defendieron del agente ebrio, enfatizó Castellón.
Otro de los elementos que la Policía trató de ocultar, además del examen de toxicología, fue el acta de ocupación de los proyectiles que le extrajeron al fallecido y los resultados de la prueba de parafina realizada a Napoléon López, quien supuestamente había realizado los disparos que dieron muerte al agente, entre otras cosas, aseguró el profesional del Derecho.
Castro dijo que debido a estas irregularidades en el proceso en contra de sus defendidos, a la doctora Maura Lila Montoya Moreno, juez Primero de Distrito Penal de Audiencias, no le quedó otro camino que dejarlos en libertad por falta de elementos para mandarlos a juicio, finalizó el penalista. Por su parte, el comisionado Esteban Guido, segundo jefe de la Policía de Matagalpa, aseguró que todo no está perdido, ya se han reunido con la Fiscalía para ver dónde está la debilidad del proceso, el que volverán a reabrir para que el asesinato del agente no quede en la impunidad.