Sucesos

Murió por insolación, pero bajo un árbol


Marianela Flores

LEÓN
Después de 40 horas de fallecido fue encontrado el cuerpo de Miguel Ángel Fuentes Maradiaga, de 55 años, a orillas del kilómetro 109 de la carretera León-Poneloya.
El miércoles, Blanca Nubia Ortiz Medina observó a un hombre arrimado a un árbol y junto a él estaba un caballo, “creí que estaba borracho y no me acerqué”, dice la mujer.
El viernes por la tarde, una vecina, curiosa por la presencia de aves de rapiña, se acercó al lugar y divisó el cuerpo en completo estado de descomposición, por lo que de inmediato enteró a la Policía.
En las pruebas practicadas al cadáver, el forense dictaminó muerte accidental y se descartó mano criminal.
El oficial de investigaciones, Oscar Balladares, dijo que de acuerdo a las versiones, el hombre andaba en estado de ebriedad y producto de la insolación decidió descansar bajo el árbol, donde de todas formas murió.
Horas más tarde, el cuerpo fue identificado por familiares habitantes de “Los Barsones”, ubicado a pocos kilómetros del hallazgo. Fuentes Maradiaga, según la familia, tenía varios días de desaparecido.