Sucesos

Violador frustrado huye desnudo

* Cónyuge, machete en mano, lo sorprendió con el órgano viril erecto en la mano cuando le abría las piernitas a entenada de once años

Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN
A punto de ser violada por su padrastro estuvo una niña de once años, que escapó del acto bestial por la intuición de su progenitora, que es cónyuge del señalado, la que regresó rápido de un mandado y descubrió la abominable escena en la sala de la casa, cuando el depravado sexual, que se encontraba completamente desnudo, sujetaba con las dos manos a la menor, para saciar sus aberraciones.
El sujeto, al verse descubierto, sin ropa, erecto y abriéndole las piernitas a la niña, no la pensó dos veces y huyó por la puerta trasera de la casa, como un venado mal tirado, mientras la madre de la menor lo seguía con un machete en la mano derecha, con la clara intención de hacer justicia ella misma.
Al final, la mujer no pudo alcanzarlo, pues el violador aparentemente frustrado y sin vestimenta alguna se internó en el monte y aún no ha sido visto, según la progenitora que identificaremos con el nombre ficticio de «Eva».
Premonición con mandado
En la denuncia que interpuso «Eva» ante la Policía Nacional de esta ciudad, relata que su consorte, de iniciales E.R.M., de 38 años, la mandó a traer frijoles y un balde de agua donde un vecino, cuando en medio del camino le llamó la atención que aquel hombre con el que convivía desde hace cuatro años, cerrara las puertas y ventanas, con la niña dentro de la humilde vivienda.
Narró que su corazón le latía el doble y la premonición del peligro en que se encontraba su hija le motivó a devolverse, pero de forma sigilosa y rápida.
Y cuando llegó cerca de la casa, se acercó a la pared para ver el interior a través de una rendija, y confirmó su presentimiento, al observar desnudo a su cónyuge con intenciones de violar a la menor, a la que inicialmente sujetaba, y a la vez con una mano le tapaba la boca. La inocente e impotente niña luego relató a su madre que había sido amenazada de muerte.
La bochornosa actitud del padrastro depravado sexual por el momento ha sido tipificada de tentativa de violación, gracias al oportuno ingreso de la progenitora a su casa, quien frustró el repugnante plan del cónyuge, al que siguió con un machete para marcarlo de por vida, o quizás para quitársela.
Y mientras a la menor le realizan un examen médico, para determinar si ha sido violada o no, «Eva», su mamá, demanda justicia a la Policía y luego lo hará en los juzgados, para castigar al señalado.
mcenteno@elnuevodiario.com.ni