Sucesos

Un muerto en incendio, otro por accidente y el tercero por licor


Francisco Mendoza

MATAGALPA
Tres personas perdieron la vida en diferentes circunstancias, entre ellas una que pereció dentro de una vivienda que tomó fuego la mañana de ayer, y dos resultaron heridas, es el resultado de un día fatídico en este departamento, informó la Oficina de Relaciones Públicas de la Policía departamental.
Una de las víctimas es el ciudadano Juan Andrés Tijerino, de unos 65 años, quien pereció cuando la vivienda en la que habitaba, en la ciudad de Sébaco, tomó fuego en circunstancias que están siendo investigadas por la Policía. Al parecer la víctima no se dio cuenta que la casa tomó fuego.
La denuncia ante las autoridades policiales del municipio de Sébaco la interpuso el ciudadano Juan Sobalvarro, quien aseguró que dentro de la vivienda estaba dormido don Juan Andrés, quien no pudo salir a la hora que las llamas devoraban el inmueble. Una patrulla de la Policía de Sébaco se dirigió al lugar del siniestro para hacer las investigaciones necesarias para determinar las causas del incendio, pero se asegura que las pérdidas económicas sobrepasan los 50 mil córdobas.
Arrollado por camión
Otro que perdió la vida, pero en accidente de tránsito, fue el ciudadano Filemón Lazo Cárdenas, de 60 años, a quien lo arrollaron las llantas traseras de un pesado camión, en las cercanías del mercado sur de esta ciudad.
Se conoció que el ahora difunto bajaba unas gradas y perdió el equilibrio, por lo que cayó a la calle en el mismo momento que pasaba el camión Nissan, placas 227-461, conducido por Francisco Javier Vázquez, de 29 años, quien no se dio cuenta cuando las llantas pasaron por encima de Lazo Cárdenas, que habitaba en el barrio “Rodolfo López”, de esta ciudad.
Aún con vida, don Filemón fue trasladado al Hospital Regional “César Amador Molina”, de Matagalpa, donde falleció a los pocos minutos, mientras el conductor fue detenido por la Policía para las investigaciones, aunque muchos testigos aseguran que la culpa del accidente la tienen los mismo vendedores callejeros, debido a que ponen los productos sobre las aceras y andenes y los peatones se ven obligados a caminar por la calle, arriesgando la vida.
Por bebedor
Otro que perdió la vida, pero por adorar hasta el final al dios Baco, es el ciudadano Juan Díaz Sevilla, de 62 años, cuyo cuerpo fue encontrado en avanzado estado de descomposición en las cercanías del poblado de San Dionisio.
El cuerpo de Díaz fue encontrado por el ciudadano Manuel Andrés Romero, quien dio parte a las autoridades policiales, que se presentaron al lugar acompañados de un médico forense, quien descartó que haya habido mano criminal en el deceso de Juan Díaz Salgado, debido a que éste murió por intoxicación alcohólica.
Los lesionados
La Policía también informó que en el hospital de Boaco se encuentra en estado delicado el ciudadano Jesús Agustín Cruz Ochoa, de 28 años, después de recibir un impacto de revólver calibre 38 que le propinó Celso Díaz.
Se conoció que supuestamente Cruz Ochoa había robado un revólver calibre 38, dos mil córdobas en efectivo y un reloj a Justino Herrera y Celso Díaz, en el sector de El Mecate, poblado de Río Blanco, y se había dado a la fuga, pero los afectados, después de ubicarlo, lo capturaron en el municipio de San Dionisio y lo llevaban a entregar a la Policía de Muy Muy.
No obstante, la acción de los primeros ofendidos fue calificada por la Policía como secuestro, pues Cruz Ochoa fue montado a la fuerza en un bus de transporte colectivo.
Pero en el camino, al parecer el sospechoso pidió permiso a sus captores para hacer sus necesidades fisiológicas, tiempo que aprovechó para intentar escapar, pero Celso lo persiguió y le disparó. El fugitivo frustrado recibió el tiro en una pierna, por lo que fue trasladado al hospital de Boaco y Celso fue detenido por la Policía de Muy Muy, para ser investigado y procesado por el delito cometido.
Y en el Hospital Regional de Matagalpa se encuentra entre la vida y la muerte el ciudadano José Manuel Vanegas García, de 18 años, alias “El Buitre”, después de recibir tres puñaladas que le propinara el sujeto Francisco Xavier Granados, alias “Caseta”.
El hecho se registró en las cercanías del Taller Payán, cuando al parecer “Caseta”, que estaba en estado de ebriedad, atacó con un cuchillo a “El Buitre”, con quien tiene rencillas personales. Luego lo dejó herido y se dio a la fuga, mientras su víctima fue trasladada al hospital, donde se encuentra entre la vida y la muerte, debido a que recibió dos puñaladas en el pecho y una en la clavícula.