Sucesos

Desarticulada la banda de “El Chele Leiva”

* Sus miembros eran expertos en robar, desarmar y vender piezas de motocicletas, cuyos dueños estacionaban frente a supermercados capitalinos

Orlando Barrios

Un equipo de Inteligencia del Distrito Tres logró la desarticulación de la banda de «El Chele Leiva», a cuyos miembros se les achaca un sinnúmero de hurtos y robos en perjuicio de varios motorizados, quienes dejaban sus vehículos en los estacionamientos de supermercados de la capital.
Resulta que el dos de agosto del año en curso, Edgar Anselmo Rizo Alvarado, de 33 años, dejó su motocicleta, placas M 000-22, en el estacionamiento de un supermercado, a la vista del vigilante, pero al salir observó que su vehículo se había «esfumado».
Entonces el denunciante le preguntó al vigilante dónde estaba su moto, y éste respondió que un sujeto trató de encenderla y que al no poder se la llevó rodando sin encenderla. Un ciudadano que transitaba por el sector, en otro vehículo, con la víctima dio persecución al antisocial, a quien alcanzaron entre el Estadio Nacional «Dennis Martínez».
El afectado llamó a la Policía Nacional, y los agentes se presentaron al lugar, donde el autor del hurto se identificó como Alfredo Leiva Gutiérrez.
Las investigaciones policiales descubrieron que el detenido frecuentaba la vivienda de Carlos Ernesto Galeano, ubicada en el sector del antiguo Cine Blanco, donde los gendarmes ejecutaron una orden de allanamiento y descubrieron que en esa casa, con fachada de venta de agua helada en bolsa, permanecían tres motocicletas completas y seis desarmadas.
Menor las desarmaba
También capturaron a un ciudadano de iniciales C.C., de 17 años, quien supuestamente desmantelaba las motos que Alfredo llevaba.
Una fuente policial aseguró que al menos cuatro personas han llegado a identificar las motocicletas, así como las piezas. Entre ellos, un trabajador de Plásticos Modernos, quien dice que su moto fue robada en el territorio del Distrito Seis, así como un mensajero de Correos de Nicaragua.
En horas de la mañana de ayer se presentó al área de Ocupaciones de la Estación Tres el ciudadano Julio Ramírez, quien reconoció varias piezas de su moto, pero no encontró el motor.
El afectado reveló que el 30 de julio robaron su motocicleta CG 125 del parqueo del Hospital «Berta Calderón».