Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

51 días más de cárcel para homicidas de vende autos
Contundentes fueron las pruebas que la Fiscalía presentó en contra de Queinor Antonio Medina Gutiérrez, de 28 años, Jorge Alberto Pineda Rodríguez y Rodrigo Vidal Morales Báez, de 23 años, quienes enfrentarán juicio oral y público el 22 de septiembre por el robo con intimidación de una camioneta propiedad de Casa Pellas, delito que tuvo como resultado la muerte de Marlon Sebastián Jiménez, de 33 años. Mientras llega el juicio, los acusados permanecerán en prisión preventiva por decisión de la Juez Cuarto Penal de Audiencias, Marta Martínez, quien admitió todos los medios de prueba presentados por la Fiscalía, mismos de los que se desprende que el crimen (acaecido el ocho de junio) fue planeado desde marzo, cuando Pineda Rodríguez supuestamente visitó el local donde Jiménez trabajaba varias veces. Por si eso fuese poco, también existen otras tres personas que vieron a Pineda y Morales descender de la camioneta robada en Las Lajitas, lugar donde fue abandonada por falta de combustible. Otros dos testimonios ofrecidos por la Fiscalía echaron por tierra la coartada de los acusados, quienes alegaban no conocerse entre sí: el ejecutivo de venta René González dijo que el día de los hechos, Medina Rodríguez supuestamente le dijo que los dos “clientes” que estaban en el patio del local de venta de autos eran ganaderos de Chontales. Igualmente, el cuñado de Pineda Rodríguez, Ronaldo Urbina, señaló que hace tres meses Queinor llegó al Hotel Los Encuentros, en Juigalpa, Chontales, en la misma camioneta rojo vino en la que los tres acusados se transportaron a Managua el día de los hechos. Para “terminar de hundir” a Pineda, quien fue guardia en la administración de Somoza, existe un acta de reconocimiento de objetos donde la viuda Bianca Martínez dice que el teléfono que la Policía le ocupó al acusado efectivamente pertenecía a su marido, aparato desde el cual uno de los acusados tuvo el descaro de llamar a una compañera de trabajo de la víctima el mismo día que los mataron y lanzaron por la pista suburbana con un balazo en la cara.
Hijos de víctima de “cortero”
piden atención sicológica
Ana Francisca Hidalgo exigió justicia y atención sicológica para los tres menores hijos (de cinco, cuatro y dos años) de Isaac Salvador Ruiz, quienes supuestamente presenciaron el momento en el cual el vendedor de ropa Douglas Martín Rojas disparó contra su padre, delito por el cual fue remitido a juicio oral, mismo que fue programado para el 19 de septiembre de este año. La viuda reveló que desde que el crimen ocurrió, la niña de cinco años se despierta por las noches y dice: “’Mamita, vámonos de aquí, porque va a venir el hombre a matarnos’, y eso, a mí como madre, me duele”. Igualmente, Hidalgo negó que su marido haya macheteado al vendedor cuando éste le cobró. “Mi esposo en ningún momento lo agredió, y yo tengo una testigo clave, que es una niña de 15 años que vio todo”, acotó, pero la defensa, Dolkar Rojas, dijo que el dictamen médico legal corrobora que su cliente tiene lesiones compatibles con el machete largo que se le ocupó al hermano de la víctima, por lo que mantiene que lo que hubo fue legítima defensa. En ese sentido mencionó que su representado no es violento --a pesar de que andaba armado--, por lo que solicitará una audiencia para revisar la medida de prisión que la juez Sexto Penal de Audiencias, Margarita Romero, le decretó.