Sucesos

Sucesos departamentales


Suicidio con disparo
Máximo Rugama / ESTELÍ
Fue sepultado en el municipio esteliano de La Trinidad, el joven Arnulfo Morán Salinas, quien falleció al realizarse un disparo. El muchacho se encontraba cerca de un pozo comunitario en el sector conocido como La Habana, ubicado a orillas del tramo de la Carretera Panamericana, que une las localidades de Estelí y La Trinidad. La Policía no dio mayores detalles sobre las causas que motivaron a Morán Salinas a terminar con su existencia.
Casi amputa la mano a su hermano
Moisés Centeno / LAS MINAS, RAAN
Con un filazo de machete en el “ojo” de la mano derecha, resultó Esteban Reyes Dormis, de 29 años, quien señala a su propio hermano, Daniel Reyes Dormis, de 27, como el autor de la lesión denunciada en la Policía de Rosita. El hecho ocurrió en la comunidad Sullivan, cuando la víctima negociaba una compra y venta de un ternero con Lázaro Montenegro Arvizú, dentro de la casa del segundo, en donde irrumpieron sus hermanos Felipe y Daniel Reyes Dormus, este último --según el denunciante-- pasó hacia la cocina, tomó un filoso machete y le dijo: “Así es como te quería agarrar”. La víctima se apoderó de otro más corto, y afuera se enfrentaron como dos viejos rivales a muerte, hasta que el machete en manos de Daniel lo alcanzó, según el lesionado, por atender a Lázaro, que verbalmente intentaba impedir el acto violento entre los hermanos de padre y madre. El rencor porque el hermano herido le cobró dos rollos de alambre para cercar potrero al señalado, parece ser la causa del violento actuar del denunciado.
17 muertos en accidentes
Máximo Rugama / ESTELÍ
Un total de 260 accidentes de tránsito con resultado de 17 muertos se dieron durante el primer semestre del año 2006 en el departamento de Estelí. El teniente Abel Herrera Castillo, portavoz de la Policía en el departamento de Estelí, señaló que esos accidentes de tránsito dejaron a 57 personas lesionadas. En el mismo período de 2005, la Policía esteliana reportó 267 accidentes, siete menos ahora. No obstante, en el primer semestre del año pasado, la cifra de personas muertas fue de ocho, por lo que ahora se incrementó en más de un cien por ciento la mortalidad. Pero en el número de lesionados, en el primer semestre de 2006 se disminuyó en treinta, ya que el año pasado hubo 87. La disminución de los accidentes automovilísticos tiene que ver con la labor de prevención y regulación operativa que desarrollan los efectivos de la Policía de Tránsito en los seis municipios que conforman este departamento. Los accidentes con mayor nivel de peligrosidad se dieron en el tramo de la Carretera Panamericana que atraviesa este departamento. Uno de los puntos más peligrosos por la ocurrencia de los accidentes de tránsito es la Cuesta Kukamonga, con el caso registrado el 16 de febrero, cuando una rastra cargada con piedrín se fue a estrellar contra una camioneta en la que viajaban siete personas, entre éstas el alcalde del municipio de El Jícaro, Nueva Segovia, quien perdió la vida.
Baleado con pistola ajena
Moisés Centeno / LAS MINAS, RAAN
Con un balazo en el antebrazo izquierdo resultó Víctor Manuel Figueroa García, de 18 años, cuando se enfrentaba a puñetazos con Ángel López Sánchez, en la plaza del mercado municipal de Rosita. La víctima asegura que el balazo de un revólver 3.57 se lo propinó Eddy Fernández González, de 23 años, a quien Ángel López le entregó el arma para su resguardo, antes que decidieran medir sus fuerzas para arreglar sus diferencias personales, supuestamente por asuntos de faldas. Las investigaciones policiales indican que el señalado autor disparó tres veces contra Víctor Figueroa, porque éste dominaba y “revolcaba” a su amigo en el mercado. Tras los disparos, el señalado de cometer el delito de lesiones graves huyó del lugar, pero dos horas después la Policía lo capturó, aunque sin el arma, pues aparentemente la botó en unos zarzales. En tanto, la víctima fue trasladada al Hospital Nuevo Amanecer, de Puerto Cabezas, para ser atendido por especialistas.
Hermanos riñen
Leoncio Vanegas / JALAPA, NUEVA SEGOVIA
Adolorida, la señora Sonia Midence denunció ante la Policía de Jalapa que sus hijos protagonizaron una riña, de la cual uno de ellos, de nombre Freddy Iván, resultó con lesiones que le tardarán de cinco a siete días en sanar. El pleito entre hermanos se originó con un fuerte altercado, además acalorado con bebidas alcohólicas que tomaban en la propia casa de su progenitora.