Sucesos

Dos vuelcos en la capital


Melvin Martínez

Un manjol sin tapa puso en aprietos al conductor del camioncito azul, placas M 061-139, Miguel Ángel Rivera, de 29 años, quien por tratar de esquivar uno de los tantos huecos en las calles del barrio Santa Rosa, se volcó, pero sólo provocó daños materiales.
Según Rivera, él se dirigía con un cargamento de baterías hasta Nueva Guinea, pero a las cinco de la mañana se encontró de frente con un bus, del que no pudo identificar el número de ruta, el que iba de este a oeste, a exceso de velocidad.
“Gracias a Dios que sólo hubo daños materiales… es peligroso que los manjoles estén sin tapa, uno se puede matar por esquivarlos”, dijo Miguel Ángel.
Asimismo, en la Rotonda Universitaria, a una rastra se le desprendió el eje trasero. En este incidente, de igual manera, no hubo víctimas que lamentar.
La rastra placas CH 08121, halada por el cabezal CH 01308, que a su vez era conducido por un señor que sólo se identificó como “Juan”, iba cargada de cebada y se volcó después de la pérdida del eje, lo que impedía el paso a los demás vehículos, debido a que en el pavimento quedó esparcido el grano. Varios trabajadores se dieron a la tarea de despejar la vía y recoger el producto.