Sucesos

Adolescente homicida no estará ni un día en la cárcel

* Pese a que confesó y pidió perdón por haber matado a otro jovencito, sólo cumplirá un año de pena no privativa de libertad

Lesber Quintero

RIVAS
Un adolescente homicida que hasta confesó en una audiencia especial cómo ultimó de una estocada en el estómago al joven Jesús Mora Arcia, de 17 años, no pasará ni un solo día tras las rejas por dicho delito, ya que con todo y que fue encontrado culpable por el homicidio, fue protegido por el Código de la Niñez y la Adolescencia, el cual establece que ningún menor de 15 años puede estar detenido, por lo que su condena fue de un año, tiempo que permanecerá bajo libertad asistida, que es similar a la libertad condicional.
Según la fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra, el adolescente de iniciales O.O. decidió poner fin al proceso que se lleva en su contra al confesar durante una audiencia especial, realizada el pasado martes, en el Juzgado de Adolescentes de Rivas, cómo se dio el hecho sangriento en el cual acabó con la vida de Mora Arcia.
En un patio, ebrios
Cabe recordar que dicho suceso ocurrió a las 12:45 de la madrugada del pasado nueve de junio, cuando víctima y victimario se encontraron en estado de ebriedad en el patio trasero de una vivienda del municipio de Tola, donde se festejaba un cumpleaños.
Según la confesión del mismo O.O., a la hora antes señalada surgió una discusión entre él y Mora Arcia, la cual acabó cuando él sacó un arma blanca que guardaba en la cintura y le propinó la estocada mortal en el estómago a Mora Arcia, quien falleció cuando era trasladado al hospital de Rivas, a causa de un shock hipovolémico.
Después de confesar el crimen, el adolescente pidió disculpas a la mamá del fallecido y a la vez señaló que estaba arrepentido y que sus intenciones no eran asesinarlo, pero todo se debió a los efectos del dios Baco, aunque él ni siquiera tiene edad para poder comprar licor.
Las restricciones
Una vez que O.O. terminó de relatar los hechos y de pedir perdón a los familiares de la víctima, se pasó al debate de pena, y la Fiscalía solicitó un año de castigo para el menor.
En dicho período, el adolescente permanecerá en libertad asistida, tal y como contempla el artículo 195, inciso A3 del Código de la Niñez y la Adolescencia.
A la vez deberá prestarle servicio a la comunidad cinco horas a la semana y cambiar de domicilio. De igual manera se le prohibió dirigirse a la familia del finado, así como ingerir licor y visitar bares o cualquier otro centro de diversión.