Sucesos

Expendedores de droga preocupan a rivenses

* Policía los arresta, pero juez de Audiencias nunca ve pruebas, y más bien les devuelve libertad

Lesber Quintero

RIVAS
Pobladores de los barrios “Juan Bautista Rivera” y Buena Vista, de la ciudad de Rivas, hicieron saber públicamente al jefe de la Policía de Rivas, comisionado mayor Denis Pérez Víctor, la intranquilidad y el temor en que viven en sus propias casas, debido al funcionamiento de varios expendios de droga que hay en ambos sectores, en los cuales se dan hasta intercambios de disparos entre miembros de bandas opuestas de traficantes.
Según los quejosos, ellos viven amenazados de muerte y sus hijos corren riesgo de ser alcanzados por los disparos que se hacen los expendedores al momento que surgen los conflictos, y también se quejan del actuar de antisociales que en horas de la noche confluyen cerca de los expendios para cometer asaltos y luego comprar piedras de crack.^oSólo falta legalizarlos
Para los pobladores, éste es un martirio que ya no están dispuestos a soportar, por lo que a través de una carta pública, solicitaron al comisionado Pérez Víctor que haga algo para erradicar los expendios, “ya que tienen entre tres y cuatro años, y todos están tan activos, sólo falta que la Dirección General de Ingresos y la Alcaldía de Rivas les cobre impuestos”, dice textualmente la carta.
En la misiva, los pobladores aseguran no comprender por qué la Policía no actúa contra los expendedores, ya que detallan que los viven arrestando pero al día siguiente los dejan nuevamente en libertad, tal y como ha sucedido con Mario González, conocido como “Mario Yelbo”, y Jairo Cerda, alias “Jairón”. Estos individuos, según los pobladores, son propietarios de expendios de droga que existen en el “Juan Bautista Rivera” y, efectivamente, la Policía los ha detenido en reiteradas ocasiones al vincularlos con expendios de droga y traslado de indocumentados, pero el juez de Audiencias Eduard Peter Palma nunca ha encontrado prueba para procesarlos.^o“No es culpa nuestra”
En este sentido, el comisionado Pérez Víctor defendió a la institución del orden, tras señalar que la justicia no sólo está en manos de la Policía y que por ellos nadie anda libre, ”ya que nuestro trabajo es arrestar a quienes cometen actos ilícitos y luego pasarlos en un término de 48 horas al Ministerio Público, para que éste, a su vez, los acuse en el juzgado correspondiente”, explicó.
En sus declaraciones también dejó entrever que es en estas últimas instituciones en donde reconocidos expendedores de drogas de Rivas recobran su libertad, ya sea por vencimiento de término, tal y como ocurrió con Mauricio Jiménez, quien fue favorecido por el juez Peter Palma, al no fijar la fecha de la audiencia preliminar en tiempo, o por falta de méritos.
Pero según Pérez Víctor, la causa fundamental que realmente permite regresarle la libertad a personas vinculadas al negocio de la droga es “el temor que hay de quienes se encargan de repartir la justicia; no quiero ser mal pensado y prefiero creer que hay temor a represalias en las instituciones que se encargan de hacer justicia”.
Al final, el comisionado mayor Pérez Víctor señaló que las instituciones que se encargan de hacer avanzar la justicia se deben despojar del temor y actuar con valentía, para castigar realmente a los expendedores de droga de Rivas, ya que, de lo contrario, la Policía seguirá perdiendo su tiempo y arriesgando las vidas de los agentes por capturarlos, únicamente para verlos al día siguiente en libertad.