Sucesos

13 años de cárcel a parricida


Máximo Rugama

ESTELÍ
La juez de Distrito para lo Penal en el departamento de Estelí, doctora Elizabeth Corea Morales, dictará oficialmente la condena de trece años de cárcel a Carlos Alberto Maradiaga Andino, de 31 años, por el delito de parricidio en perjuicio de quien fuera su esposa, Brenda Nohelia Garmendia Cáceres, de 25.
El pasado 22 de abril, Maradiaga Andino, en una acción precedida por una serie de humillaciones, violencia verbal y maltrato físico, acabó con la vida de su “amada”.
Según los familiares de la ahora difunta, entre ellos su mamá, doña Norma Cáceres Medina, Maradiaga luego de discutir con Brenda Nohelia, aprovechando que sólo ellos estaban en el dormitorio en horas de la noche, le dio una golpiza y luego la asfixió.
Todo esto habría sido en presencia de la única hija del matrimonio, quien en ese entonces sólo tenía siete meses. En el proceso quedó establecido que Carlos Alberto, después de golpear y asfixiar a Brenda Nohelia, quiso revivirla, dándole reanimación y hasta un cubo con agua le derramó sobre el cuerpo, luego de haberla bajado de su cama. Como observó que ella no reaccionaba la volvió subir a su cama, y después colocó a la niña en sus brazos.
Ayer tuvo lugar en Estelí una audiencia especial para aprobación de acuerdos, ya que Carlos Alberto Maradiaga Andino aceptó haber cometido el delito ante las autoridades judiciales y del Ministerio Público, por lo que éstas, de común acuerdo, aplicaron trece años de cárcel, ya que Maradiaga declaró que no había necesidad de que lo llevaran a un juicio oral y público.
No obstante, inicialmente, el abogado privado del parricida había solicitado una pena de diez años para su defendido, petición que no tuvo eco, pues el próximo lunes, a las nueve de la mañana, la juez de Distrito Penal de Estelí, Elizabeth Corea Morales, le leerá la sentencia de forma oficial.