Sucesos

¿Crimen y castigo?

* Sujeto que tenía antecedentes por robo y asesinato fue encontrado en estado de descomposición, en un sitio montañoso * Tenía un tiro en el cuello

Yelba Tablada

SANTO DOMINGO, CHONTALES -En estado de descomposición fue encontrado en un potrero de la comarca El Mono, de Santo Domingo, el cuerpo sin vida de Rosalío Arroyo, de 40 años, quien aparentemente fue asesinado de un balazo en el cuello.
Campesinos de la zona, que pasaban por el lugar, decidieron investigar por qué unos zopilotes permanecían con la mirada fija en un punto, desde la copa de un árbol, y al sentir un hedor, se dirigieron a una burra de monte y encontraron el cadáver putrefacto.
Los asustados ciudadanos de inmediato “regaron la bola” e informaron a las autoridades de Policía de Santo Domingo, sobre el hallazgo, y casi al instante varios agentes se desplazaron a la zona junto al médico forense, para valorar las causas de la muerte de este sujeto.
Familiares del finado manifestaron que Rosalío había desaparecido desde el pasado 24 de julio, y sólo volvieron a saber de él hasta que personas ajenas a la familia localizaron el cuerpo sin vida, en un sitio bastante montañoso.
El cadáver fue retirado y sepultado inmediatamente, mientras los uniformados profundizaban en las investigaciones para identificar a los presuntos autores de este hecho sangriento.
Durante el proceso, los investigadores de Auxilio Judicial de aquel municipio conocieron que el fallecido tenía antecedentes por robo con intimidación y asesinato, por lo que presumen que la muerte de Rosalío Arroyo se deba a una “pasada de cuentas”.