Sucesos

Sucesos departamentales


Lo balearon, pero evitó robo
José María Centeno / NUEVA GUINEA -Dos sujetos desconocidos, armados de pistolas calibre 38, vestidos con ropa negra y enmascarados, se presentaron a las siete de la noche en la vivienda de Santiago Javier Lira González, de 33 años, con el propósito de robarle sus pertenencias.
Cuando penetraron a la casa ordenaron a los presentes que se tiraran al suelo “o los matamos”. Santiago, valientemente, no la pensó ni se tiró al suelo, sino que se lanzó sobre uno de los asaltantes y forcejeó con él para intentar desarmarlo. El otro individuo le hizo un disparo al cuerpo, pero la bala sólo le hirió la mano derecha. Al sentirse herido se vio obligado a soltar al agresor, pero los gritos de la familia y del mismo agredido hicieron que los antisociales se dieran a la fuga.
Una vez que éstos se fueron, la familia auxilió al Santiago y descubrió que la lesión no era grave. Los hechos ocurrieron en la comarca Las Mercedes, Colonia El Serrano, municipio de Nueva Guinea. Al siguiente día, el afectado interpuso la denuncia ante la Policía Nacional de Nueva Guinea, que realiza las investigaciones correspondientes, informó el teniente Román Benítez, vocero de la institución del orden en Zelaya Central.
Asaltado por “karatecas”
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES -Dos elementos que al parecer tienen conocimientos de artes marciales asaltaron al ciudadano Kent Antonio Pérez, de 22 años, a quien despojaron de siete mil 112 córdobas y documentos personales.
Narra en su denuncia el asaltado que al caminar frente al Preescolar “Freddy Mena”, de Juigalpa, los desconocidos se le acercaron, y sin discutir le propinaron un golpe en el cuello y luego le echaron una llave “china”. Los ladrones le quitaron un sombrero valorado en 310 dólares, mil quinientos córdobas en efectivo, una tarjeta de débito, cédula de identidad y otros documentos que sólo al perjudicado le interesan.
Los atracadores, al tener en su poder el botín, huyeron en presencia de varios curiosos que sólo observaron la escena, a pesar de que el hombre gritaba que esos sujetos le habían robado. Pérez, con el cuerpo adolorido por la llave que le aplicaron los desconocidos, acudió a la Policía local a interponer formal denuncia, pero los agentes del orden público no lograron detener a ningún sospechoso con las características facilitadas por el infortunado.
Denuncian a salvadoreño estafador
Yelba Tablada / SANTO TOMAS, CHONTALES -Por el delito de estafa fue denunciado ante la Policía de Santo Tomás el salvadoreño René Escobar, conocido como “Masacuate”, quien estafó al comerciante de queso Jimmy Ramón Morales Vargas, de 36 años.
El quesero dijo que desde enero del año en curso mantenía relaciones comerciales con el salvadoreño, a quien le entregó al crédito dos mil 535 libras de queso, valoradas en dos mil 684 dólares. El cuzcatleco se comprometió a pagar el producto una vez que lo vendiera, pero el tiempo transcurrió y a don René Escobar ni por la mente se le cruzaba cancelar la deuda.
En su denuncia, Morales Vargas afirma que tiene cuentas pendientes con sus proveedores de leche, los que a diario llegan a su casa a cobrarle y a amenazarlo con “echarle la Policía”, por sinvergüenza. La denuncia fue recibida por los agentes de Auxilio Judicial de la Policía de Santo Tomás, los que trabajan en el proceso de investigación para esclarecer esta estafa.
Golpiza colectiva
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES -Quince sujetos, entre ellos “El Chino”, “Chombo” y Benjamín Murillo, golpearon por razones aún no conocidas al joven José Adán Sequeira Oporta, de 20 años, a quien interceptaron frente al BDF sucursal Juigalpa. De acuerdo con la denuncia presentada ante un instructor de Auxilio Judicial de la Policía local, los quince elementos estaban en el lugar mencionado tomando licor, y cuando la víctima pasó frente a ellos, uno le propinó un empujón y posteriormente lo retó a los golpes.
La víctima en todo momento trató de evitar la paliza, pero sus agresores no lo dejaron que se fuera limpio, porque sin motivo alguno “El Chombo” se le acercó con disimulo y le asestó un poderoso golpe en la cara, que calentó la sangre de José Adán. Sequeira Oporta, al sentirse “pegado”, pidió clemencia a los quince sujetos, pero de nada le sirvió, porque éstos lo atacaron ha golpes hasta dejarlo desmayado y tirado en la acera del Banco, a donde un vigilante lo levantó.
Después de la golpiza, “El Chino”, “Chombo”, Benjamín y compañía se retiraron del lugar entre risas, por lo que le habían hecho al indefenso joven, que todavía se encuentra en recuperación en una sala del Hospital Asunción, de Juigalpa. Una guardia operativa rastreó la zona, pero los oficiales no capturaron a ninguno de los quince elementos que golpearon a José Adán Sequeira Oporta.
Dispara y huye
Yelba Tablada / COMALAPA, CHONTALES -Por los delitos de tentativa de homicidio y lesiones en perjuicio de Cruz Alexander Lumbí Pérez, la Policía del municipio de Comalapa busca a Asunción Dorme Rivas, quien le asestó un balazo en el abdomen a su víctima. El hecho se registró en la entrada de la comarca Gigantillo, Comalapa, donde Lumbí Pérez y Dorme Rivas se encontraron, y tras una acalorada discusión ambos cayeron en una riña callejera por razones no definidas.
El presunto autor, al tener “domado” a su rival, sacó una pistola y realizó varios disparos, de los cuales uno le impactó en el abdomen a Cruz Alexander, a quien dejó con la barriga ensangrentada y tirado a la orilla del camino que conduce a Gigantillo.
Alfonso Dávila, testigo de la agresión, al ver que la víctima se ahogaba en su propia sangre, salió corriendo a la casa de Santos Mauro Lumbí Pérez, hermano del herido, a comunicarle, que Cruz Alexander había sido baleado por Asunción Dorme Rivas.
Vecinos de la comarca acompañaron al desesperado hermano, y lograron darle los primeros auxilios, luego lo remitieron de urgencia al Centro de Salud de Comalapa, donde recibió atención médica profesional, y poco después fue remitido al Hospital Asunción, de Juigalpa. El presunto pistolero huyó de la comunidad y las autoridades del orden público todavía no dan con su paradero.