Sucesos

¿Quién la mató?

* Mujer que trabajaba en un bar apareció estrangulada y violada, a poca distancia de su casa

Francisco Mendoza

MATAGALPA -Una mujer que trabajaba en un bar y que había sido reportada como desaparecida desde la medianoche del viernes, fue encontrada muerta en las primeras horas de la mañana del domingo, informó el capitán William Ballesteros, jefe de la Policía del municipio de Río Blanco.
El cuerpo lo encontraron varios ciudadanos que el domingo pasaban por el barrio Linda Vista, donde habitaba la trabajadora, quienes al reconocer a la mujer dieron parte a las autoridades policiales, las que se presentaron al lugar para realizar las investigaciones respectivas.
María Elsa Hernández López, de unos 40 años, es la infortunada que trabajaba en el bar de la señora Reina Robleto, según informó la Policía. La afectada, el viernes a las once y media de la noche, después de finalizar sus labores, se dirigió a su casa ubicada en el sector este de donde laboraba, pero ya no pudo llegar a su vivienda, porque en el camino la estaban esperando para asesinarla.
Nadie sabía lo que le había pasado a Hernández López, hasta el día siguiente cuando sus familiares llegaron a preguntar por ella, por lo que al no encontrarla por ningún lado, la reportaron como desaparecida.
La Policía aseguró que el cuerpo de María Elsa presentaba excoriaciones y golpes en diferentes partes, pero no tenía ninguna herida, por lo que el cadáver fue trasladado hasta la clínica forense del complejo judicial de esta ciudad, para investigar las verdaderas causas de su muerte.
El forense determinó que María Elsa murió a consecuencia de estrangulamiento, pero también fue abusada sexualmente por los asesinos.
El capitán Ballesteros aseguró que la ahora difunta fue encontrada a unos trescientos metros de distancia de su centro de trabajo y a unos cuantos metros de su casa, pero agregó que durante la noche este lugar es oscuro debido a que no hay alumbrado público.
Ballesteros agrega que están realizando las investigaciones necesarias para encontrar a los asesinos de María Elsa, quien deja a varios niños en la orfandad.