Sucesos

Saña orquesta por pandillero ex convicto

* Joven murió tras recibir al menos tres balazos y tres machetazos, supuestamente por delincuente que recién salió de “La Modelo”

Supuestamente, el robo fue el móvil del asesinato contra el joven Luis René Zapata Pérez, de 26 años, quien falleció camino hacia un centro asistencial la noche del domingo último.
Doña Nelly Pérez Centeno, madre del infortunado, declaró en la Sexta Delegación de Policía que antes del asesinato, por la noche llegaron a su vivienda, ubicada en Villa Venezuela, más de 15 sujetos a amenazarlos con tubos, armas de fuego y machetes, por lo que ingresó de inmediato a su casa con su nuera y nietos.
A pesar que se introdujo a su casa, los delincuentes atacaron el inmueble con piedras y la ofendieron verbalmente, amenazándola con matar a uno de sus hijos.
A las diez de la noche, o sea 45 minutos después del incidente, llegaron unos amigos de su hijo a informarle que a Luis René lo habían macheteado y disparado del Bar “El Farolito”, media cuadra abajo, cuando supuestamente regresaba de una fiesta del trabajo, ya que era dueño de una discomóvil.
Familiares de Zapata suponen que los asesinos actuaron por interés de robarle, pues al llegar al lugar de los hechos, Luis yacía en el suelo, sin zapatos, sin cartera y los documentos que siempre llevaba consigo.
“Yo miré tres machetazos en el cráneo, uno en la oreja y los tres disparos, esos delincuentes mataron cruelmente a mi hermano, sin piedad lo agarraron”, dijo Franklin Zapata, hermano mayor del fallecido.
El presunto autor material del crimen es Juan Raúl Reyes Dávila, de 23 años, quien supuestamente ha “mandado” a varios al cementerio, y hace como una semana salió del Centro Penitenciario “La Modelo”.
Mencionan a más sospechosos
Según Franklin, Raúl es el jefe de las pandillas “Las Gárgolas” y “Los Pijules”, y además de él --Raúl--, participaron Daniel y Oliver, de los que sólo se sabe que son los hijos de un tal Weslington, quienes son reconocidos delincuentes de la zona.
La causa directa de la muerte de Luis René, que sucumbió camino al Hospital Alemán Nicaragüense, fue hemorragia masiva interna, más trauma craneoencefálico, y la causa interna, entallamiento de la aurícula derecha y perforaciones en los pulmones.
Luis Zapata era vendedor de la empresa Agricorp, casado con Karen Guadamuz y deja un niño en la orfandad. Habitaba del Colegio Pureza de María, dos andenes al sur, media cuadra abajo, casa 4185, en Villa Venezuela.