Sucesos

Múltiple asesino de nuevo enluta a una familia

* Ya ha matado a dos hermanos, dejó en silla de ruedas a otro y ha herido a más personas, pero sigue impune * Todo porque supuestamente es familiar de un alto jefe policial

TECOLOSTOTE, BOACO -Un hombre muerto y un herido de gravedad fue el resultado de una balacera escenificada por un violento sujeto, al caer la tarde del domingo, frente al estadio de béisbol de Tecolostote.
Benardino Bravo González, de 33 años, murió al ser acribillado a balazos, mientras Vidal González Duarte, de 35 años, se debate entre la vida y la muerte en el Hospital Regional de Chontales.
El hecho sangriento ocurrió cuando el victimario, Francisco Emilio Sandoval, originario de la comarca “Rosa Cerda", se encontró con los dos campesinos, originarios de la comarca Los Brasiles.
Todos iniciaron una acalorada discusión hasta llegar al extremo de que Francisco Emilio sacara su pistola 3.57 y realizara varios disparos a Benardino, quien recibió los impactos en el pecho, lo que provocó su muerte de manera instantánea.
No satisfecho con la muerte de Benardino, Sandoval efectuó otros disparos a Vidal, que le impactaron en el cuerpo. El herido fue trasladado al Hospital de Juigalpa, cuando ya el autor del crimen se había dado a la fuga.
Ya tiene otras víctimas
Según doña Arcadia González Urbina, mamá del ahora difunto, hace cuatro años ese mismo hombre mató a Francisco Solano Martínez, otro de sus vástagos, e hirió a Alejandro Apolonio Martínez Lumbí, a quien dejó en silla de ruedas.
En ese mismo percance también resultó lesionado Elvin José Lumbí Martínez, de 22 años. En su momento, los ofendidos interpusieron la formal denuncia a las autoridades correspondientes, pero no hubo justicia.
"Hoy mata a otro de mis hijos, y espero que en esta ocasión prevalezca la justicia, aunque lo dudo, porque ese criminal es sobrino de un alto jefe policial, y por eso la Policía no hace nada y somos pobres para pagarle a un abogado. Al paso que va, terminará exterminando a toda mi familia", agregó la acongojada mujer.
El fallecido deja dos niños en la orfandad, una de diez y otro de ocho años. La vela se realizó en la comarca Los Brasiles, y sus funerales serán hoy en el cementerio de dicha localidad.
En el velorio unos treinta campesinos planificaron presentarse a las autoridades correspondientes para exigir justicia, ya que este sujeto ha “mandado” a varios al cementerio y siempre anda libre, como si nada hubiese hecho. Según los campesinos, Francisco Emilio tiene mucho dinero para salir de la cárcel, y cuando está en estado de ebriedad protagoniza balaceras.
El último caso fue en la comarca El Pochote, cuando disparó contra la vivienda de Juana Rocha, donde puso en peligro las vidas de varias personas que descansaban en el inmueble. También la denuncia fue puesta en la Policía, pero no hubo castigo para el "gatillo alegre".