Sucesos

Lo asesinan “de puro aire”

* La víctima iba a comprar licor, cuando fue interceptado por “El Panza”, quien, sin motivo aparente, le propinó cinco estocadas, tres de ellas en el pecho * Hubo un cómplice

María Mercedes Urroz

Desconsolados e impotentes se encuentran los familiares de don David Zelaya Martínez, de 59 años, quien murió a manos del delincuente al que sólo identificaron como “El Panza”.
La tarde del sábado último, don David se encontraba en su casa situada del Colegio “Edgard Arvizú”, una cuadra al sur, 20 varas abajo, en las Américas Uno, sector “C”, andén 7, e invitó a don Mario Narváez a tomarse una media de licor, pero al llegar a la esquina lo asesinaron.
“Me dijo que le cuidara la casa un ratito mientras iba a comprar el licor… Salió sólo para que lo mataran. Le dieron tres puñaladas en el corazón y dos en la espalda”, recordó el amigo.
Asimismo, dijo que junto a “El Panza” estaba Daniel, hijo de doña Inés, la tortillera. Supuestamente este sujeto también participó en el asesinato.
Familia exige justicia
Por su parte, Gonzalo Zelaya Martínez dijo que la muerte de su hermano no se iba a quedar “así porque sí”. Advirtió que si la justicia no hacía nada, aunque lo echaran preso él iba a aplicar la justicia por sus propias manos.
Sin embargo, otro familiar dijo que las declaraciones de Gonzalo estaban influenciadas por el dolor que lo embargaba, “además, estaba tomado un poco, pero sobrio no hará nada”.
Doña Berta Centeno Santana, esposa de David Zelaya, dijo que parecía increíble no tener a su marido, porque junto a él compartió gran parte de su vida como compañero y padre de sus hijos.
“Él era un buen hombre, no se metía con nadie, si podía ayudar a los demás lo hacía. Nunca peleó con nadie, se tomaba sus traguitos y se iba a dormir”, dijo entre sollozos la viuda.