Sucesos

Golpiza mortal

* “Samotana” entre borrachos termina con un homicidio

Róger Olivas

CORINTO, CHINANDEGA
Debido a insuficiencia respiratoria aguda y hematoma cerebral murió este sábado el pescador José Antonio Romero Huete, de 29 años, habitante del barrio La Playita, tras haber sido vapuleado presuntamente por varios sujetos en el bar El Pollo Dorado, de este puerto.
Ernesto Osort, de 47 años, denunció que el crimen ocurrió a las 2:30 de la madrugada del viernes, cuando un grupo de personas que bebía licor escenificó una acalorada discusión, la que se intensificó cuando el mesero entregó la cuenta.
De acuerdo a la denuncia, los ebrios quebraron 40 botellas vacías de litro de cerveza y una mesa plástica, todo valorado en 900 córdobas.
El subcomisionado Francisco Ruiz, jefe de la Policía de Corinto, reveló que el administrador del negocio pretendió detener el pleito y resultó lesionado en la nariz cuando un sujeto le quebró una botella.
Cuatro detenidos
“Esos sujetos lesionaron gravemente a José Antonio Romero Huete, quien fue trasladado de emergencia al Hospital “José Schendell”, donde falleció”, aseguró el oficial.
El subcomisionado Ruiz confirmó la detención de cuatro personas, entre las que figura Santiago Serrano, vinculado directamente al homicidio del pescador.
Serrano fue excarcelado recientemente del Sistema Penitenciario Regional de Occidente, donde cumplió una pena, agregó el jefe policial, quien explicó que aún están investigando el móvil del crimen.
Pleito con mesero
Por su lado, Petrona del Socorro Romero García aseguró que su hijo tenía 15 días de no ingerir licor, y el viernes que se bebió sus tragos encontró la muerte.
Indicó que su otro hijo, Miguel Ángel, junto a sus amigos Santiago, Ramón y Agustín, cuyos apellidos no reveló, salió del bar a buscar garrotes para defender a José Antonio, a quien presuntamente los victimarios inicialmente encerraron.
La progenitora reveló que en una ocasión su hijo tuvo un pleito callejero con un mesero de un barrio de Corinto, por lo que no descarta que el homicida sea ese mismo sujeto.