Sucesos

Sucesos departamentales


Esposados escapan y vuelven a la Policía
Máximo Rugama / ESTELÍ
Los ciudadanos Denis Valdivia Ramírez y Jesús Manuel Cruz Molina, luego de ser esposados por efectivos policiales porque realizaban una alteración al orden público, lograron escapar, pero al no soportar los grilletes que les presionaban “pidieron cacao” y decidieron entregarse a la Policía. Ahora por “intentar escapar” se les acumuló un nuevo delito, por el que deberán responder ante las autoridades competentes. Según las autoridades, este par de avispados sujetos habían sido capturados porque transgredieron la ley y escaparon de los uniformados esposados, pero no “corrieron largo” porque a pesar de que fueron a una cerrajería para que les quitaran los grilletes, y como no lo consiguieron, volvieron a las autoridades con sus propios pies para ser aprehendidos. Los jovenzuelos aprovecharon para escapar cuando algunos vecinos y familiares realizaron una alteración al orden público para supuestamente evitar la captura, según un informe dado a conocer por el subcomisionado Roberto José Gómez Laínez, jefe de la Secretaría Ejecutiva de la Policía en Estelí.
Ladrones aprovechan sueño profundo
Leoncio Vanegas / JALAPA, NUEVA SEGOVIA
La señora Vilenia Ramona Soza denunció en la Policía local que sujetos desconocidos aprovecharon el profundo sueño de su familia en la madrugada del último jueves para penetrar a su casa y cargar con cuanto pudieron abarcar. Los maleantes se llevaron un televisor con su control remoto, una licuadora, una plancha. Dejaron a la familia descalza porque también se llevaron 17 pares de zapatos y hasta los potes de perfumes. Todo lo valoró en 10 mil córdobas. Pero los gendarmes fueron ágiles en sus investigaciones, porque no tardaron en “guardar en la bartolina” a Hanner Joel González Herrera y a Luis Adolfo Flores Fajardo como presuntos autores del robo con fuerza, porque poseían los artículos sustraídos. También la Policía ocupó un equipo de sonido de 8 mil córdobas que le habían robado 10 días atrás a la señora Mariluz Martínez Irías. Igual modalidad de robo le aplicaron a Isidoro Velásquez Ramos, de Quilalí, que en horas de la madrugada se despertó por ruidos en el patio, y al levantarse se enteró que se le habían llevado dos quintales de frijoles, dos cajillas de cervezas y tres sillas plásticas. En este caso, la Policía quilaliana señaló como sospechoso a Isaac Antonio Castillo Matute.
“La Putona” robó a periodista
Máximo Rugama / ESTELÍ
Porque cometió el delito de robo en perjuicio del periodista esteliano William Solís, la Policía capturó a Francisco Xavier Valle Rizo, conocido en el bajo mundo como “La Putona”. El individuo forzó una puerta de un vehículo propiedad del colega Solís, quien es propietario del canal de televisión local Telenorte, y sustrajo de dentro un televisor portátil, un CD player, un radio de comunicación y los acoples del vehículo. Al menos el televisor portátil, el reproductor de música y el radiocomunicador los recuperó en una acción rápida de la Policía esteliana.
Buscan a los que asaltaron a salvadoreño
Máximo Rugama / ESTELÍ
La Policía esteliana trabaja arduamente para dar con el paradero de dos sujetos que armados con cuchillos cometieron un robo con intimidación en perjuicio del señor Álvaro Antonio Ortiz Martínez, de origen salvadoreño. El salvadoreño bajó de un autobús en la terminal sur de esta ciudad, el cual abordó en Managua. Pero en Estelí tuvo mala suerte, ya que cuando en horas de la noche se dirigía a un hotel fue interceptado por los dos maleantes, quienes lo despojaron de 140 dólares, 400 córdobas, un maletín grande de rodos, donde el afectado llevaba una serie de objetos de uso personal, un reloj, entre otras mercancías. Ortiz acudió a los periodistas y después se presentó a la delegación departamental de la Policía a interponer la denuncia. El afectado solicitó ayuda al licenciado Noel Alfonso Pérez, coordinador de la Red Local para las Migraciones desde la Sociedad Civil, en Estelí, quien hizo las gestiones para que Álvaro Antonio continuara su viaje hacia El Salvador, ya que en esta ciudad quedó sin dinero.