Sucesos

Investigan origen de bebé abortado

* Alguien lo lanzó desde un vehículo en marcha, sobre una alcantarilla, en Jinotepe

Alberto Cano

JINOTEPE, CARAZO
La Policía de Jinotepe aún no da con el paradero de la desnaturalizada mujer que abortó y dejó tirado el fruto de sus entrañas muy cerca de la casa sandinista de Jinotepe. El feto, del sexo masculino, de aproximadamente cuatro meses de gestación, estaba en el interior de una bolsa plástica. Aunque se maneja que la mujer que abortó es una estudiante que llegó con sangrado al Hospital Regional, el caso es investigado.
Personas que se encontraban en el lugar del hallazgo dijeron que un carro de vidrios oscuros, mientras caía una fuerte lluvia, se detuvo en el lugar y alguien dejó a un lado de la alcantarilla una envoltura con una sábana blanca.
Los curiosos se acercaron para verificar el contenido del envoltorio y descubrieron que era el feto.
Vale destacar que a escasa una cuadra del hallazgo funcionan dos prostíbulos y más de una persona opina que puede que la madre sea una de las trabajadoras sexuales que frecuentan el local, lo que obligó a la Policía a montar un operativo sorpresa, del que no obtuvo resultado.
Según la Policía, a uno de esos prostíbulos llegaba una joven que según sus compañeras estaba embarazada, quien desapareció desde que se encontró el feto.