Sucesos

Rayo mata a embarazada y deja tres lesionados


Róger Olivas

EL REALEJO, CHINANDEGA
Una joven muerta, dos niños y dos mujeres golpeadas dejó como resultado la caída de un rayo, a las cuatro y media de la tarde del lunes último, en el sitio conocido como “El Barco Quemado”, cerca de la entrada a la bocana de Pasocaballos, jurisdicción de El Realejo.
En una humilde vivienda de la comarca Alemania Federal, donde hace año y medio se ahorcó accidentalmente el niño Josué Romero Rivas, era velada Liseth Margarita Delgado Tercero, de 19 años, quien fue fulminada por la centella cuando sostenía en sus manos mojadas una sierra para cortar hierro.
El rayo, cuyo estruendo se escuchó a un kilómetro de distancia, golpeó en el cuerpo y afectó los oídos de Lucía del Socorro Alvarado Sánchez, de 55 años; Ericka del Carmen Báez Alvarado, de 21; Alvin José Ríos Ruiz, de tres años, y Steven José Escorcia Báez, de 19 meses.
Las dos mujeres fueron remitidas al Hospital España, de Chinandega, y los dos menores al Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de Chinandega. Ahora, los cuatro se recuperan en su vivienda en la comarca Alemania Federal, mientras Liseth Margarita será sepultada hoy miércoles.
Lucía del Socorro Alvarado Sánchez relató a EL NUEVO DIARIO que llegó al fatídico lugar junto a su hija, Ericka del Carmen, y los dos pequeños, pero cuando se disponían a regresar a su casa cayó el rayo que la afectó en la boca, espaldas, costillas y le dañó la audición.
“Venía una tormenta que parecía el fin del mundo, despaché adelante a mi hija, junto a mi nieto, después me vine, fue en eso que sentí el impacto, me hundí y quedé inconsciente”, dijo entre sollozos la campesina.
Por su lado, Ericka del Carmen Báez Alvarado aseguró que su mamá, su hijo Steven José Escorcia Báez y la difunta quedaron boca abajo cuando cayó la descarga que alarmó a los habitantes de la Comarca Alemania Federal.
Manifestó que llegó a la bocana del balneario de Pasocaballos a dejar almuerzo a su marido, Héctor Francisco Escorcia, quien corta hierro en el barco quemado, para obtener dinero con la venta del material y así hacer por lo menos un tiempo de comida.
María Rivas Mendoza, tía política de Liseth Margarita, afirmó que ésta fue a dejar comida a su esposo, Víctor Chavarría Rivas, con quien procreó a la niña Milaidin del Carmen Chavarría Delgado, de tres años, y en la actualidad la joven tenía dos meses de embarazo.
Juan Ramón Romero dijo que Chavarría Rivas advirtió a su esposa que no llegará a su lugar de trabajo, porque regresaría a comer a su vivienda, pero ésta le llevó alimentación, con tan mala suerte que murió trágicamente.
Se mostró temeroso y llamó a los lugareños a tener cuidado ante las tormentas “en seco”, con rayerías, como la ocurrida la tarde del lunes.