Sucesos

Un viaje hacia la muerte


Lesber Quintero

PEÑAS BLANCAS, RIVAS
El conductor de un bus de León, que procedía de Costa Rica, falleció trágicamente ayer en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, tras recibir una fuerte descarga eléctrica que le quitó la vida en segundos. La víctima fue identificada como Douglas Inés Hernández Fernández, de 36 años, y habitaba en la comarca Lechecuagos, del municipio de León.
El infortunado hombre recibió la descomunal descarga a eso de las diez de la mañana, cuando subió a la canastera del bus placas LE 04513, para sujetar unos bidones plásticos, “pero no se percató de que por arriba del bus estaban unas líneas del tendido eléctrico y las rozó con su cabeza. De inmediato cayó inconsciente sobre la canastera del bus”, explicó Juan Pastor Espinoza, propietario del vehículo.
Espinoza agregó que el triste suceso ocurrió cuando salían del complejo aduanero de Peñas Blancas y se dirigían a León con los pasajeros, pero antes de partir el conductor trató de sujetar la carga que llevaba en la canastera.
Según los ocupantes del vehículo, Hernández Fernández, después de recibir la descarga, fue trasladado de inmediato al centro de salud de Sapoá, donde los médicos confirmaron su deceso.
El propietario del bus reveló que él hace viajes semanales a Costa Rica, y que a Hernández Fernández lo había contratado desde hace cuatro meses para que le trabajara como conductor.
Los restos del infortunado fueron trasladados a León en el mismo bus que él venía manejando, y hoy martes serán sus funerales en la comarca Lechecuagos.