Sucesos

Mal esposo, padre y yerno


Leoncio Vanegas

JALAPA, NUEVA SEGOVIA
La violencia intrafamiliar se apoderó de una humilde familia de la comarca La Luz, a unos 15 kilómetros al suroeste de la cabecera de este municipio, en donde padre e hija resultaron lesionados con un arma blanca.
Un informe de la Policía neosegoviana refiere que Noé Esaú Gómez se presentó, a eso de las dos de la tarde, a la casa de su suegra, doña Ángela de Jesús Marín, de 50 años. Noé Esaú provocó un altercado con su cónyuge, quien es hija de la señora Marín, la joven Marjén Marín, a quien le hacía reclamos de índole pasional.
De acuerdo con la descripción de los hechos, la joven tenía en su regazo a su bebé de nueve meses, mientras respondía a los reclamos de su compañero de vida. Pero éste se abalanzó contra ella y dejó caer un veloz machetazo. Para “coronar” la desgracia, el arma blanca se desvió y cayó sobre la frente de la tierna y le dejó una grave lesión, con posible rompimiento del hueso craneal.
¿No han sido atendidos?
Continúa el relato policial, elaborado por Tomás Bautista, de la vocería policial de Ocotal, que la señora María de Jesús, suegra del agresor, indignada tomó un madero con el que propinó una paliza a su yerno, luego se hizo de un machete con el que logró asestarle dos filazos, uno en el cuello y otro en la espalda.
EL NUEVO DIARIO visitó el Hospital “Alfonso Moncada Guillén”, de la ciudad de Ocotal, para averiguar si la tierna como su padre habrían sido ingresados, pero el director del centro asistencial, doctor Freddy Espinoza, mostró el registro de emergencias y no figuraba ninguna atención a las personas protagonistas del hecho violento.
También llamamos al Centro de Salud con Camas “Pastor Jiménez”, de Jalapa, pero no logramos obtener información respecto a esto hecho sangriento de violencia intrafamiliar, ya que el médico que de emergencia que atendió el turno de ese día, no se encontraba al momento que llamamos.