Sucesos

Alcaldía de Rivas sufre robo y estafa consecutivos

* Primero se metieron a robar más de 10 mil córdobas a la oficina del alcalde, y luego descubren un timo de casi 40 mil córdobas que fue perpetrado por empleada

Lesber Quintero

RIVAS
La Alcaldía de Rivas sufrió esta semana una considerable pérdida económica tras ser víctima de un robo de más de diez mil córdobas, que ocurrió en las propias oficinas del alcalde René Martínez Somoza, y de una estafa que confeccionó inteligentemente una empleada de la comuna y que anda por los 40 mil córdobas.
El robo se descubrió el martes. Según el edil, ese día partió en horas de la mañana hacia Managua y acudió a la alcaldía hasta por la tarde a su regreso de la capital, en ese momento encontró su escritorio algo alborotado y sus gavetas abiertas. Pero su mayor sorpresa es que no halló más de diez mil córdobas que ahí tenía guardados, fue hasta ese momento que se enteró que se le habían robado.
Con copia de la llave
En las investigaciones se supo que el o los ladrones ingresaron a la oficina de Martínez Somoza por la puerta que comunica su recinto directamente a la calle, la cual nunca ha sido usada por el alcalde. A la vez se conoció que los antisociales andaban una copia de la llave de la puerta, por lo que fácilmente entraron “como Pedro por su casa” a la oficina de Martínez Somoza y se llevaron 9 mil córdobas y 500 dólares, aunque el edil no quiso precisar la suma.
En tanto, la estafa también le llegó de sorpresa a Martínez Somoza, ya que se encontraba tranquilo en su oficina, cuando de pronto recibió una llamada telefónica, de la señora Jubia Mora, propietaria de una ferretería del sector del mercado de Rivas, que lo llamó para recordarle la deuda que tenía la Alcaldía con ella por unos materiales de construcción que habían llegado a traer, lo cual para el alcalde era desconocido, ya que no había ordenado el pedido de dichos materiales.
No obstante, el edil, al indagar sobre el caso, descubrió que efectivamente una empleada de la Alcaldía falsificó firmas y usó documentos de la comuna para llegar a retirar 39 mil córdobas en materiales a la ferretería de Mora. El caso quedó más que comprobado cuando el alcalde careó a la dueña del establecimiento con la empleada, a quien no le quedó más que aceptar los hechos y “embarró” a otro funcionario.
Al preguntársele a Martínez Somoza sobre el proceder que iban a tener en contra de la empleada, éste contestó que va a esperar que la Policía culmine las investigaciones.