Sucesos

Cinco mil córdobas por vida de octogenario

* Es lo que ofrece el busero que lo arrolló mortalmente

Ernesto García

Cinco mil córdobas está ofreciendo el busero Luis Manuel Obando Mora, de 24 años, a los familiares del anciano Francisco Vanegas Vega, de 87 años, a quien arrolló mortalmente el pasado miércoles.
“El busero está ofreciendo cinco mil córdobas como indemnización, y una vida no vale eso”, expresó visiblemente indignado Leonardo Ordeñana, hijo del anciano que hoy recibirá cristiana sepultura.
Los familiares de don Francisco, que rechazan tal “indemnización”, indican que el viejecito murió la noche del miércoles en la Sala de Varones del Hospital “Lenín Fonseca”, cuatro horas después de ser arrollado por el bus de la ruta 101, placas M 043-629, que conducía Obando.
Pese a que los familiares del longevo están exigiendo un castigo ejemplar para el busero, es casi seguro que la Fiscalía no lo acuse por la presunta autoría del delito de homicidio culposo.
Lo anterior es porque, según el informe de la Dirección de Tránsito del Distrito Cuatro de Policía, la causa del percance que terminó con la vida de Vanegas fue imprudencia peatonal de éste al cruzar la vía. “Lo malo es que crímenes como éste queden en la impunidad”, opina Ordeñana, agregando que su anciano padre, al momento de la tragedia, se dirigía a visitar a una amiga en el Mercado Oriental.
Según Ordeñana, el busero circulaba a exceso de velocidad y no tuvo la cortesía de permitir que el octogenario cruzara la vía, “porque para ellos (los buseros) es más importante no perder un minuto en el reloj donde marcan tarjeta que la vida de un ser humano”.
Leonardo Ordeñana también denunció que el busero que arrolló mortalmente a su progenitor no porta seguro de vida por daños a terceros, como lo exige la Ley de Tránsito.
El señor Francisco Vanegas Vega es la segunda persona que muere bajo las llantas de un bus en el transcurso de la semana. La primera fue la joven deportista Flor de María Galeano.