Sucesos

Reo se declara “torturado”

* Se trata del que supuestamente se hizo pasar por asistente del fiscal general de la República

Lizbeth García

Por carecer de domicilio conocido, la juez suplente Octavo Local Penal, Ariadna Lezama, decidió mantener en prisión preventiva a Mario José Miranda Guerrero hasta que se realice el juicio oral y público programado para el 24 de julio, resolución que fue recurrida de apelación.
Durante la audiencia inicial del juicio, la defensa, Pedro Guillén, pidió a la juez que mande a valoración forense al reo y que se le respete su integridad, porque supuestamente ha sido torturado “y a la esposa (Mercedes Urbina) la llaman por teléfono, lo cual la tiene con los nervios alterados y a punto de suicidarse”.
Mario José Miranda Guerrero fue acusado por la supuesta autoría de los delitos de extorsión, usurpación de títulos y funciones, y atentar contra la autoridad y sus agentes en perjuicio de Adriana María Aráuz, el fiscal general Julio Centeno Gómez y el policía José Arcenio López.
Según la acusación, Miranda presuntamente se hizo pasar por asistente del fiscal general, usando el nombre de Roberto Muñoz. Luego, vía telefónica, le pidió a doña Adriana 25 mil córdobas, a fin de agilizarle el trámite de la denuncia que ella había interpuesto en la Fiscalía de Matagalpa contra Félix Torres.
Pero la señora en vez de entregar el dinero que el hombre aparentemente le solicitó, lo que hizo fue denunciar el caso a la Policía, que detuvo al acusado el 30 de junio en la terminal de buses interurbanos de Granada del Mercado Roberto Huembes.
Durante la audiencia inicial, la defensa solicitó a la juez que le decretara el arresto domiciliar al imputado y ofreció tres custodias y una camioneta como garantía, pero la juez no dio lugar a la petición, porque sólo el Consejo Supremo Electoral podría dar fe del sitio exacto donde vive el acusado, que, según su cédula, tiene domicilio en Villa Canadá, pero ahí nadie lo conoce, de acuerdo con el informe policial.