Sucesos

Quema de papel higiénico origina incendio

* Una señora discapacitada casi perece, pero fue rescatada por un joven que caminaba frente a su casa

A la intemperie quedó una familia que reside en el barrio Altagracia, luego que su humilde vivienda fue arrasada por la llamas. De no ser por la intervención de un buen samaritano, la historia se hubiese vuelto más lamentable.
Doña Juana Antonia González Bravo, de 68 años, se encuentra atada a una silla de ruedas, padece de presión alta y diabetes, y al momento del incendio un joven que iba pasando por la calle y vio el humo y las llamas, derrumbó la puerta para sacar a la señora y así evitar que pereciera carbonizada.
Según información que brindó el comandante Iván Tijerino, de la Dirección General de Bomberos, el incendio fue provocado por la quema de basura, específicamente de papel higiénico, que realizó una adolescente de 14 años, quien no previó lo que lamentablemente sucedió.
Al siniestro que se registró de los semáforos de la Racachaca, una cuadra y media abajo, se presentaron tres unidades de bomberos, con 18 miembros, dos de la Dirección General y una del Benemérito Cuerpo de Bomberos, además, dos unidades de la Cruz Roja Nicaragüense.
Cuando el incendio estaba devorando la casita, los integrantes de la familia, por su nerviosismo, comenzaron a discutir y a echarse la culpa unos a otros.
En la casa habitaban seis personas, entre ellas dos niños de siete y cinco años, los que quedaron sin camas, sillas, televisor, abanico, trastos de cocina, ropa, en fin, sin nada, por lo que éstos piden a alguien con voluntad para colaborarles en lo que puedan, que les obsequien lo que puedan, pues con gusto aceptan toda ayuda que les brinden.