Sucesos

Alegan defensa propia en juicio de homicidio

* Supuestamente la víctima lo atacó, y el homicida no tuvo más remedio que darle una estocada en el corazón

Lizbeth García

La juez Sexto Penal de Audiencias le reconfirmó la prisión preventiva a Maximiliano Rodríguez Sánchez, de 41 años, quien el próximo 23 de agosto tendrá que responder en juicio oral y público por el homicidio de Ronaldo Antonio López Morales, de 36 años, a quien supuestamente mató en defensa propia, según explicó Genaro Ruiz Sánchez.
“Mi hermano iba para su casa en la bicicleta, cuando le salió una manada (de pandilleros) que lo estaba esperando. Un hijo de Ronaldo le dio con un arma ‘hechiza’ en la cabeza a Maximiliano, que cayó al suelo, pero como lo querían fregar, lo que hizo fue defenderse”, reveló don Genaro.
Para apoyar su versión, don Genaro ofreció el testimonio de los vecinos del sector del Siete Sur, quienes pueden dar cuenta de que lo que hubo el 28 de junio fue un asalto en contra de Maximiliano Rodríguez Sánchez, quien no volvió a mirar su bicicleta, porque se la robaron.
¿De dónde salió el cuchillo?
“Mi hermano nunca andaba cuchillo porque él es un albañil. No sabemos de dónde salió esa arma, pero el caso es que ésta nunca apareció”, agregó don Genaro, quien señaló que López Morales en vida tuvo vínculos con una pandilla muy conocida en el Distrito Tres, e incluso fue objeto de denuncias.
La versión de la Fiscalía es totalmente distinta a la de la familia. Supuestamente la víctima caminaba en estado de ebriedad sobre la vía pública, tirando piedras, cuando se topó con su victimario, quien circulaba a bordo de una bicicleta y le reclamó porque le tiró una roca.
López aparentemente respondió lanzando un puntapié sobre el velocípedo de Maximiliano, quien sin mediar palabra le asestó una estocada en el tórax al borracho, ocasionándole una laceración cardiaca que derivó en hemorragia masiva y muerte.
Supuestamente después Maximiliano huyó en su bicicleta, versión que la familia del reo rechaza, porque el velocípedo fue robado al momento de los hechos que desencadenaron el homicidio por el que ahora su familiar guarda prisión.